[REVIEW] Thimbleweed Park

97 0

Las aventuras gráficas suelen ser un género de blancos y negros, suele gustarte o no. En estos últimos tiempos esta clase de juego evoluciono a otras cosas, como las que realiza TellTale, eso no detiene a ciertos desarrolladores  que quieren volver a las raíces de las aventuras gráficas y realizar juegos centrados más en narrativa y adornados con diferentes situaciones y con (por momento retorcidos) puzles.

Este es el caso de Ron Gilbert, que a esta altura ya puede clasificarse como uno de los emblemas de la industria y legendario creador de juegos que definieron una epoca como Maniac Mansion y Monkey Island, clasicos indiscutibles del género y juegos que al día de hoy siguen recibiendo remakes y reediciones y esta vez gracias a Kickstarter, Gilbert nos trae Thimbleweed Park, una aventura que hace uso de todas las mecánicas de antaño ya conocidas por los seguidores de Lucas Arts o Sierra y hace que sea una joya imperdible para la gente que sabe que le gustan este tipo de juegos  pero no cambia nada con respecto a la accesibilidad a un público nuevo.

Ubicado en 1987 (casualmente el año en el que Maniac Mansion salió a la venta) Thimbleweed Park nos sitúa en el pueblo homónimo en donde un elenco por lo menos peculiar se encuentra en un entrelazado de situaciones por lo menos extrañas, dos agentes del FBI (que nos recuerdan a Mulder y Scully de X-Files) que deben investigar un homicidio de un colorido europeo que llego a la ciudad por motivos desconocidos, una joven desarrolladora de video juegos que vuelve a la ciudad por la lectura del testamento de su tío y un payaso que a causa de una maldición no puede sacarse el maquillaje entre otros y como sucedía en Maniac Mansion, podemos cambiar entre estos personajes, esto ayuda a resolver ciertas situaciones, ya que cada personaje puede contar con ciertas aptitudes que otro no, sean temores, información o conocimientos, y también puede que necesitemos ubicar a dos de ellos en diferentes puntos para poder resolver ciertos puzles.

Todos estos personajes desparramados por una ciudad que claramente recuerda a Twin Peaks hacen que Thimbleweed Park sea un éxito en lo que a desarrollo de personaje y narrativa se refiere y aunque es difícil acusar a una aventura gráfica de ser difícil o contar con puzles que más de una vez pensemos “¿A quién se le ocurriría esto?” estos existen y más de una vez hay que abrir la mente a algunas soluciones poco convencionales para seguir avanzando.

Thimbleweed Park es un juego desarrollado para los fans y lo sabe, esta repleto a referencias no solo de la época sino a otros juegos y personajes de Gilbert, no solo en los diálogos sino también en los escenarios y referencias que nos encontramos al revisara items al rededor del mundo que nos rodea.

El juego, en caso de que no queramos rompernos la cabeza, también cuenta con un modo “Casual” en donde los puzles más rebuscados se sacan del juego y nos deja disfrutar de una experiencia que podría definirse como más fluida pero incompleta, ya que la historia avanza a un ritmo más acelerado porque no nos desviamos tanto para resolver las extrañas situaciones pero se nota en que puntos los cortes fueron realizados y terminamos interactuando con cosas que no llevan a nada ya que la otra mitad no está disponible en este modo. Esto no quiere decir que alguno de los dos modos sea mejor, sino que ambas son alternativas para diferentes públicos, la casual para alguien que prefiere disfrutar un poco más la historia y la difícil para los amantes del género que quieren la experiencia completa y la verdad, más satisfactoria.

Los aspectos en los que mejora la fórmula es que no cuenta con situaciones en las que nos trabemos permanentemente (al estilo de las aventuras de Sierra) o que nuestra personaje muera y debamos cargar partidas anteriores y el juego mismo nos lo hace saber, conscientemente los diálogos hacen referencia a que se encuentran en una aventura gráfica y las charlas entre los personajes mencionan como no hace falta preocuparse por estas cosas y por momentos hacen demasiada referencia a que se encuentran en un video juego al punto que los chistes pueden volverse repetitivos en las primeras horas, por suerte esto va desapareciendo mientras más avanzamos en la historia y de a poco va metiéndose en la ficción y deja un poco de lado ese humor.

Thimbleweed Park es una aventura gráfica hecha por gente que ayudo a crear el género, apuntada a un público que creció con esta clase de juegos, sabe a quién apunta y no busca atraer nueva gente, sino darle al público que ya tiene algo que tal vez no esta tan presente como en otras épocas y la gente que colaboro con el Kickstarter y financio este juego lo sabe y es lo que quería.

8.5
MUY BUENO

Thimbleweed Park no reinventa la formula, trabaja sobre ella y da un juego que no va a decepcionar al público que busca jugar una aventura gráfica hecha como corresponde, pero tal vez tomar un par más de riesgos no hubiera estado mal.

  • El guion esta cargado de humor y refencias.
  • Los personajes.
  • Captura perfectamente lo bueno del genero.
  • Captura perfectamente lo malo del genero.