Compartir
El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha dictado la primera condena de la historia contra la distribución ilegal de aplicaciones para dispositivos móviles. El organismo judicial anunció ayer que los dos responsables del portal AppBucket se habían declarado culpables de sendos cargos de “conspiración para cometer infracción de copyright”, sentando precedente mundial en la defensa de la propiedad intelectual de este tipo de software.

La web AppBucket que se autodenomina un “mercado online alternativo” habría distribuido más de 1 millón de copias ilegales de apps protegidas con un valor de 700.000 dólares de haberse distribuido por canales lícitos. Dentro de unos meses el organismo federal emitirá su sentencia definitiva sobre los webmasters que podrían enfrentarse a penas de hasta cinco años de prisión.

“Estos sujetos pisotearon los derecho de propiedad intelectual de otras personas cuando ellos y otros miembros del grupo Appbucket distribuyeron más de un millón de copias de apps pirateadas”, dice el ayudante adjunto del fiscal general David A. O’Neill en un comunicado. “La División Criminal ha hecho de la lucha contra el crimen de la propiedad intelectual una prioridad, y estas condenas demuestran nuestra determinación para perseguir a aquellos que socavan las innovaciones de otros en las nuevas tecnologías”.

Según el Departamento de Justicia, AppBucket realizó su actividad ilegal desde agosto de 2010 hasta el mismo mes de 2012. En esta última fecha el portal fue uno de los tres sites incautados por el FBI y el propio organismo judicial. En aquel momento marcando también por primera vez la incautación de webs dedicadas a esta actividad.

“El robo al por mayor de propiedad intelectual como se ha visto en este caso no quedará sin respuesta”, añade el agente especial del FBI Charge J. Britt Johnson sobre la nueva condena. “El FBI continua trabajando con otros cuerpos de seguridad para identificar, investigar y presentar a proceso judicial a aquellos individuos y grupos dedicados a actividades criminales que incluyan intentos de beneficiarse del trabajo duro y del desarrollo de las ideas creativas de otros”.

Fuente: DOJ / CNET
traduccion EOL