Compartir

Atlus y Vanillaware unen fuerzas una vez más para traernos una joya de la anterior generación, estamos hablando de Dragon’s Crown Pro para PlayStation 4. Título que originalmente vio la luz allá por el 2013 en PlayStation 3 y PS Vita, que sorprendió en su momento por sus diseños artísticos y por sus combates beat’em up 2D de desplazamiento lateral. A continuación te contamos que tal le ha ido en su versión “PRO”, y si vale la pena visitar el mundo de Hydeland una vez más.

Historia


El argumento que nos plantea Dragon’s Crown es simple, somos un aventurero recién llegado a Hydeland con la misión de salvar el mundo. Con ese objetivo en mente, deberemos recorrer los 8 escenarios del juego para recoger 8 gemas y poder retar al Dragon final. Cabe destacar que cada escenario cuenta con dos rutas posibles: La ruta A, que vendría a ser la mas simple y es la primera que deberemos superar. Por otro lado tenemos la ruta B, nos permitirá conseguir dichas gemas.

Si bien nos encontraremos recorriendo los mismos escenarios en ambas rutas, cada una cuenta con sus correspondientes jefes únicos y caminos opcionales. A la larga se puede hacer monótono este sistema del juego, pero como en todo momento nos invita a descubrir todos los secretos de cada nivel, se disfruta mucho y no llega a aburrir.

Si vamos directo a los objetivos, sin explorar mucho, el juego nos puede llegar a durar entre 12 y 16 horas en completarlo. Lo interesante del título es que es muy rejugable, cada personaje cuenta con movimientos únicos y explorar las dificultades más altas es todo un reto.

Jugabilidad


En nuestra ardua tarea de salvar al mundo, contaremos con 6 personajes que vendrían a ser las “clases”. Cada uno cuenta con atributos que lo hacen únicos, por lo cual podemos elegir cual se adapte más a nuestro estilo de juego, tenemos para elegir entre: Guerrero, Amazona, Enano, Elfa, Mago y Hechicera. En mi primera partida elegí a la Elfa, que si bien es un personaje que puede ser “difícil” de usar al principio, a la larga es uno de los mejores. De todas formas el juego te invita a jugar con todos los personajes, y la experiencia del juego cambia mucho dependiendo de cada personaje.

Pasando a los combates, se llevan a cabo en las mazmorras y laberintos con un desplazamiento lateral 2D, recordemos que nos encontramos ante un beat’em up con grandes toques RPG. Dependiendo del personaje que tengamos, podemos atacar con diferentes magias, ataques a distancia y cuerpo a cuerpo. El entorno será de gran ayuda ya que los escenarios cuentan con trampas únicas, ademas podemos utilizar ciertas armas y monturas de los enemigos a nuestro favor. Las batallas con los diferentes jefes que nos encontremos son de lo mejor del juego, es increíble lo cuidado y bien hecho que esta cada jefe.

Lo interesante del título es su apuesta por el modo cooperativo, tanto local como Online para afrontar las misiones que se nos presenten acompañados de hasta 3 amigos. Contamos con cross-play, es decir podemos jugar con los usuarios de PlayStation 3 y PS Vita. Como todo, con amigos es mucho más divertido, y nos resultará mas fácil en dificultades altas. Si somos más de jugar solos, en todo momento podemos elegir a 3 aliados que serán controlados por la IA. Dichos aliados pueden ser los cadáveres de otros jugadores que nos encontremos en nuestra aventura.

Audiovisual


Gráficamente el juego ya en sus versiones de PS3/Vita era excelente, cuenta con ese estilo artístico tan particular de Vanillaware que pudimos apreciar en sus anteriores títulos como: Odin Sphere Leifthrasir y Muramasa por poner algunos ejemplos. Pero si vamos a enfocarnos en las “mejoras” de esta versión PRO, debo decir que no son significativas. Contamos con soporte de resolución 4K, que favorece mucho a la experiencia que nos puede dar el juego, pero el salto no es tan grande como se esperaba.

Por poner un ejemplo, en Odin Sphere Leifthrasir el salto de PS2 a PS4 si fue mayor, ademas de que prácticamente el juego fue rehecho y se mejoraron las mecánicas jugables. En Dragon’s Crown Pro ese no es el caso, lo que se hizo fue tan solo hacer un “port” con un lavado de cara. Ojo no digo que no se vea bien, la versión original ya es muy buena, pero a esta altura esperaba más.

Por el lado de la banda sonora, podemos elegir entre la original y la nueva que fue grabada de cero por el legendario compositor Hitoshi Sakimoto (responsable de la OST de Final Fantasy XII y Vagrant Story entre ellos), con el apoyo de una orquesta en vivo. El resultado es muy bueno, mejoran mucho a la original.
El juego cuenta con audio dual, es decir Inglés/Japonés, y textos en ingles, francés, italiano, alemán y español.

Camino al Platino


¡Aviso importante! Si ya platinamos el juego en la pasada generación (PS3/Vita), ya vamos a tener el platino en esta versión de PS4 ya que el juego comparte lista. Es decir solo podemos obtener un platino, da igual en que consola juguemos, ya que contamos con la opción de pasar nuestro archivo guardado.

Ahora bien, si vamos por el platino de Dragon’s Crown Pro tenemos que tener en cuenta en que nos encontramos ante un juego que nos llevará bastante tiempo. No hay trofeos que se puedan perder, pero vamos a tener que terminar el juego unas 8 veces. Una con cada personaje en dificultad Normal, para luego hacer otras dos en difícil y Infernal con nuestro personaje favorito. Recomiendo hacer este paso con el Mago, si bien queda a elección de cada uno, con el Mago es más “fácil” obtener el trofeo hacer mucho daño de un solo golpe.

En nuestro viaje iremos sacando los trofeos varios, cabe destacar que solo la primer partida se hará más “larga”. Luego ademas de que sabremos bien hacia donde ir, contaremos con los aliados que conseguimos en nuestra primera pasada, facilitando mucho el juego. Hay que prestar mucha atención al trofeo de comer todas las comidas del campamento, en las rutas opcionales cuando vencemos jefes nuevos es recomendable aprovechar y utilizar sus ingredientes.

En resumen, nos encontramos con un platino de dificultad normal, con un 4/10 que nos puede llevar entre 60 y 80 horas en obtener.

Conclusión

Dragon’s Crown Pro es solo una excusa para traer a la nueva generación una joya que en su momento sorprendió, pero que quizás no todos pudieron disfrutar. No cuenta con grandes mejoras que hagan valer su compra, pero si no lo jugaste en su día es una buena oportunidad de disfrutar un gran título de Vanillaware.