Compartir

Hasta que nuestro querido productor Adrian Elias  me pidiera que hiciera una review para Get Even, nunca había oído hablar del juego. Entonces miré algunas capturas de pantalla del juego, vi que era un shooter en primera persona, y dije: “Se ve interesante”Lo que no sabía es que Get Even es mucho más que un shooter en primera persona. De hecho, eso no es ni siquiera el foco principal del juego. Es un juego psicológico lleno de preguntas, rompecabezas y ocasionalmente, algunos segmentos de disparos. Siendo realmente una grata sorpresa.

Get Even Protagoniza a Cole Black, un mercenario que ha perdido sus recuerdos. Se encuentra en un manicomio, instruido por una voz en las televisiones que se llama a sí mismo “Rojo”. Rojo le dice que realmente ha venido a este lugar por su propia voluntad, y si quiere recuperar sus recuerdos, Va a tener que hacer lo que dice. Así comienza una de las historias atmosféricas más surrealistas, espeluznantes e intensas que he visto en un tiempo.

Si bien este es un juego donde el jugador va a disparar armas a través de una perspectiva de primera persona, no es totalmente un shooter en primera persona. Hay elementos de investigación, rompecabezas, sigilo y mucho más. Es interesante ver cuántos aspectos del juego hay. Antes de entrar en lo que los jugadores pueden esperar, primero tengo que decirte lo que le sucede a Black en el comienzo del juego. En la primera hora, los jugadores descubren que Black está en este asilo con otras personas. Todos llevan un auricular VR especial que puede obligarlos a ver cosas diferentes. Además de todo eso, puede utilizarse para sumergirse en el cerebro del usuario y hacer que revivan sus recuerdos. Piensa en él como un Animus de Assassin’s Creed. Aquí es donde entran en juego los niveles.

Cada nivel es un recuerdo del protagonista. Giran en torno a espionaje y tratos sombríos, con cada uno arroja luz sobre lo que le ha sucedido realmente a Cole Black y lo que ha hecho. Estos segmentos son principalmente donde el siglo y el tiroteo entran en juego. Tenga en cuenta, mientras que son sólo recuerdos, las acciones que toma el jugador puede afectar a los recuerdos, al menos, de acuerdo con Red, y por supuesto, Red no es la persona más fiable. Todo depende de lo que el jugador decida hacer. Puede tener algunos efectos bastante importantes o menores en la historia.

Cuando no está en un recuerdo, Black está atravesando e investigando el asilo en el que está encerrado. Aquí es donde entran en juego los elementos de rompecabezas. Black tiene un teléfono celular que tiene múltiples aplicaciones que pueden ayudarle en sus investigaciones. Puede escanear un área buscando pistas, usar una luz UV para ver mensajes en las paredes, incluso una aplicación de señales de calor que ayuda de muchas maneras diferentes. Es muy interesante ver cómo el juego utiliza rompecabezas y cómo resolverlos utilizando tanto el intelecto del jugador como los gadgets a disposición de Black. El asilo es también donde algunos de los mejores diseños de sonido y la atmósfera se producen. El uso de sonidos y música es estelar y añade mucho al juego en general.

Mientras que disfruté de mi tiempo con Get Even en su mayor parte, no todo es bueno. Hay algunos problemas de rendimiento que saltan de vez en cuando, principalmente en la animación. Los gráficos del juego no son los mejores del mundo, y mientras que el manejo de armas es bastante competente, después de un tiempo se vuelve bastante monótono.

A decir verdad, Get Even me tomó por sorpresa. Yo esperaba un FPS estándar y lo que conseguí fue un extraño, intrigante thriller psicológico que tenía tantos rompecabezas y partes de investigación así como dosis de acción disparando. La narración es excelente y el diseño general es algo que realmente de admirar. Por $30 dólares, diría que no te puedes equivocar con Get Even. Es uno de esos títulos que te tomara por sorpresa.