Bandai Namco como ya nos tiene acostumbrados en estos últimos años, nos trae una nueva entrega inspirada en un anime. En esta ocasión nos encontramos ante Little Witch Academia: Chamber of Time, juego basado en el anime del mismo nombre. En colaboración con el estudio de animación Trigger, que le dio vida al anime, nos proponen una interesante apuesta en el genero beat´em up con nuestras Brujas favoritas. A continuación te dejamos nuestras impresiones.

Historia


La trama del juego nos pone en el lugar de la protagonista Kagari Atsuko (“Akko” para los amigos) en el inicio de las vacaciones de verano en la academia de Luna Nova. Como de costumbre, Akko será regañada por la profesora y deberá limpiar la biblioteca en su primer día libre. Durante el castigo un suceso raro e inesperado tiene lugar, ya que una misteriosa chica deja un extraño libro al alcance de nuestra Brujita favorita. Al acomodar dicho libro en uno de los estantes de la biblioteca, un pasadizo secreto se abre por arte de magia revelando una misteriosa puerta. El espíritu aventurero de Akko nos llevará ante un misterioso reloj que se escondía en la habitación secreta.

Hasta ahora todo normal, el problema viene a la hora de finalizar el día, en el momento que nos percatamos que nos encontramos en un bucle temporal que nos hace repetir el primer día de las vacaciones. Es aquí en donde comienza nuestra aventura, con la premisa de descubrir el por qué de dicho bucle, y poder regresar a la normalidad. El argumento debo decir que es simple y avanza muy lento, demasiado ya que en un juego las primeras horas son importantes para atrapar al jugador. En Little Witch Academia: Chamber of Time no es el caso, en más de una ocasión nos darán ganas de quitar el juego, que si bien a la larga mejora un poco, la cosa no termina de convencer.

Cabe descatar que la historia es original pensada exclusivamente para el juego, y en más de una ocasión notaremos la presencia de Trigger en el juego. Un detalle no menor, es que si no vimos el anime o por su parte no nos acordamos bien de algunas cosas, el juego cuenta con la opción de recordar a los personajes principales, de esta forma vamos a entender bien el contexto planteado. Como punto negativo tenemos que en ciertos momentos se nos da mucha libertad, y el juego a veces no es claro con lo que tenemos que hacer. Pienso que si tal vez se hubieran centrado en una historia un poco más “lineal”, en vez de querer abarcar mucho, la experiencia hubiera sido mas satisfactoria.

Jugabilidad


Pasando al gameplay, nos encontramos con dos apartados bien distinguidos entre sí: La exploración por la academia y los combates. En la academia Luna Nova tendrá lugar toda la exploración del juego y podría decirse que es la parte “social” del mismo. En ella nos moveremos con total libertad – al inicio del juego es un poco más lineal – para poder cumplir los objetivos planteados. Siempre serán más de lo mismo, y nos lo pasaremos yendo del punto A al B, con objetivos simples de buscar objetos y resolver algunos “puzzles”. A todo esto se le suman las misiones secundarias que pecan de ser monótonas y repetitivas. La mecánica del tiempo esta muy presente en el título, en todo momento el tiempo avanzará en el juego. Algunas misiones solo estarán disponibles en ciertos horarios, por lo cual si no las cumplimos tenemos que esperar al anochecer para que el bucle haga su trabajo y continuar con nuestras tareas pediéntes.

Si pudimos disfrutar del anime, sabremos que Akko no es una experta en la magia, o por lo menos en un principio. Por esta razón y como excusa perfecta, para poder realizar los hechizos necesarios para avanzar en los objetivos de la campaña deberemos consumir pociones. Me pareció un detalle muy bueno, ya que aprovecharon algo del argumento y lo implementaron en el gameplay del juego, en ese sentido el juego es muy fiel al anime. El principal objetivo de la parte “social” es investigar y recoger las llaves especiales que están distribuidas por la academia para poder acceder a las mazmorras.

En las mazmorras es en donde se llevarán a cabo toda la acción por medio de los combates. Como si de un beat´em up se tratara podemos elegir hasta tres de nuestros personajes favoritos para salir a luchar. Los escenarios son en 2.5D, repletos de enemigos en donde con la ayuda de nuestros hechizos nos abriremos paso. Contamos con 3 ataques básicos: débil, fuerte y mágico, que junto a los hechizos de alto nivel nos permitirán superar los obstáculos que se nos avecinan. Dichos hechizos los podemos elegir nosotros, y a la larga mejorar por medio de un interesante árbol de habilidades denominado “horóscopo”.

Cada calabozo cuenta con caminos secundarios, tesoros por encontrar y por supuesto no pueden faltar los jefes de áreas. Cada jefe es único, y lo interesante de la propuesta es que no todos se vencen de la misma forma. En algunos casos sí, pero también nos encontraremos con otros jefes que requerirán de un método a seguir para triunfar. Esto sin dudas le da un poco de aire fresco al juego, para no caer en lo repetitivo.

El principal problema viene cuando vamos por la tercer mazmorra donde notaremos que el gameplay en general carece de profundidad, lo cual lo vuelve muy repetitivo y nada divertido. Te termina sacando las ganas de jugar y es una lástima ya que la idea era buena, pero fue muy mal llevada a cabo descuidando un punto clave en el juego. Por último en lo que respecta a este apartado, contamos con los modos cooperativos para hasta 3 jugadores tanto offline, como online. Como en todos los juegos, jugar con amigos es algo que aporta mucho y el modo ffline que hoy en día es poco visto en los videojuegos lo hacen ideal para disfrutar en familia.

Audiovisual


En cuanto a los gráficos, como menciono anteriormente se nota mucho la participación del estudio Trigger. La escuela es idéntica a lo que vimos en la serie, al igual que sus personajes con sus rasgos y expresiones características. En los diálogos es en donde más se luce, los personajes expresan sus emociones en todo momento (es realmente muy divertido ver a Akko enojada). Por si esto fuera poco, cuenta con más de 30 minutos de escenas como del anime, y el diseño de los enemigos, en especial los jefes es muy bueno. El único punto negativo que le encuentro son los tiempos de carga, que para ser un juego de PS4/PC son bastantes tediosos y en ocasiones cortan mucho la acción.

La banda sonora es sublime y es sin dudas lo mejor del juego que hace resaltar los otros apartados creando una experiencia audiovisual de muy buen nivel. Podría decirse que lo cuidado que está este apartado es en gran parte lo que salvó al juego de ser un fracaso (no me quiero imaginar como hubiera sido sin la participación de Trigger).
El juego viene con voces en Japones y textos en español (poniendo la consola PS4 en idioma “Español de España”).

Camino al Platino


Si vamos por el platino de Little Witch Academia: Chamber of Time, nos encontramos ante un juego con requisitos simples, pero que nos llevará tiempo. Básicamente con completar el juego y hacer una gran parte de misiones secundarias tendremos la mayoría de los trofeos. No todas son necesarias hasta donde sé, pero un gran numero sí ya que serán necesarias para acceder a ciertas mazmorras especiales para derrotar a algunos jefes. También debemos juntar ciertos coleccionables y mejorar todos los hechizos.

En resumen, nos encontramos ante un platino relativamente fácil con un 4/10 en dificultad, pero que nos llevará unas 40 horas en obtener.

Conclusión

Little Witch Academia: Chamber of Time es una interesante propuesta con ideas frescas, que rompe el molde de lo que estamos acostumbrado a ver en los juegos basados en animes. El problema es que la ejecución de las ideas no fue buena, falla en cosas básicas por querer abarcar mucho y nos deja con combates que carecen de profundidad. Lo compensa con su gran apartado audiovisual, y es muy fiel al anime por lo cual los fanaticos estarán contentos y lo disfrutaran más, en caso contrario no lo recomiendo.