EN FEBRERO DE ESTE AÑO, KOEI TECMO LANZÓ SU JUEGO “ROMANCE OF THE THREE KINGDOMS 14”, JUEGO DE ESTRATEGIA DE TABLERO QUE A CONTINUACIÓN TE DETALLAMOS QUÉ NOS HA PARECIDO. “

Koei Tecmo sigue apostando por traer cada vez más y más juegos al Occidente. Unas de las razones por lo que no traían todo lo que lanzaban en Japón, es por el tipo de juego que desarrollaban, y sobre todo con historias basadas en hechos y acontecimientos históricos del Oriente.

HISTORIA

Para ponerlos en contexto, esta saga se basa en uno de los libros más importantes de la cultura oriental, “el Romance de los Tres Reinos”, que cuenta la historia desde finales de la dinastía Han hasta la reunificación de China a finales del siglo III después de un turbulento periodo conocido por la Era, efectivamente, de los Tres Reinos. Si ya has jugado a algunos de los juegos de la empresa, quizá te suene esta historia por Dynasty Warriors, pero con una jugabilidad totalmente diferente, siendo una de las sagas musou más reconocidas.

JUGABILIDAD

Estamos ante un juego de estrategia. Nuestro objetivo variará dependiendo de la campaña y bando escogidos. Cada una de ellas tiene una duración bastante importante y se basa un período histórico concreto, ya sea la rebelión de los turbantes amarillos, las luchas de poder entre los tres reinos o una batalla específica relevante. A excepción de 2 campañas que son ficticias. No hay un orden para jugar la campaña, desde un principio podemos elegir cualquier bando, época y momento de la campaña, y simplemente jugar. Por lo tanto, puedes probar y elegir el que mejor se adapte a tu forma de jugar.

Por ejemplo, iniciar en un escenario muy fragmentado y libre de fuerzas enemigas donde la administración a pequeña escala es la base para luego crecer tanto tu economía como hasta tener una fuerza decente, o por el contrario, gobernar desde el principio un tercio del país en una batalla complicada con las otras dos grandes fuerzas, tan vastas como la nuestra. Empezar en superioridad o inferioridad de condiciones está bastante bien balanceado comparado con otros títulos, sin ser los fuertes tan fuertes ni los débiles tanto.

Romance of the Three Kingdoms XIV tiene un planteamiento inicial perfecto, los oficiales aparecen en sus respectivas facciones y a los que no forman parte desde el inicio sólo puedes encontrarlos en la región en la que vivieron basados en sus hechos históricos reales. Pero una vez empiezas, luego de varias horas de juego las campañas se vuelven todas excesivamente similares. Es entendible, ya que desde el principio lo hemos dicho, estamos ante un juego de estrategias en que debemos hacer crecer nuestro bando y conquistar los demás territorios.

¿En qué se basa este tipo de juegos de estrategias? Primero, es un juego de turnos en el cual, en cada turno tenemos una cantidad de órdenes para realizar, esto cuenta asignar puestos, transportar suministros, tropa u oro, o enviar tropar a realizar expediciones. Mientras completemos los objetivos más nivel tendrá el Señor de nuestro bando, por lo tanto, más órdenes podremos dar.

En este juego tenemos una economía que se basa en la Agricultura, Comercio y Barracas. Para que las fuerzas y suministros de nuestro bando, cada área de nuestra región debe tener un reclutador y un entrenador. Cada uno de nuestros personajes tiene sus estadísticas de Liderazgo, Fuerza, Inteligencia, Política, Carisma, mientras más puntos tengan en unos de esas habilidades, más beneficio tendrá en determinado trabajo, como por ejemplo más facilidad para desarrollar barracas, comercio o para mejorar el orden público.

Todas tus áreas conquistadas, tanto las de zonas de trabajo, los pueblos donde están tus soldados, e incluso aquellos soldados que están en expediciones para conquistar nuevas zonas, transportar suministros o ir en guerra. Tienen una moral, que pueden reducirse por el cansancio, o que no haya suministros para abastecerlo o que haya una economía baja.

Y como todo juego estratégico de guerras, aquí tendrás la posibilidad de aliarte con otro bando para que no te ataquen temporalmente, así como también declararte enemigo de otro. También puedes crear falsos rumores que tienen una probabilidad de éxito un poco baja, pero esto permita que 2 bandos se ataquen entre ellos, que se disuelvan alianzas y mucho más. Además puedes enviar oficiales a reclutar a otros de los enemigos para aumentar nuestras fuerzas.

En cada turno, recibiremos consejos de sanciones a realizar, algunas beneficia la economía de alguna área, otros a tropas que se encuentren en expedición. También hay otras sanciones que, si estamos cerca de una tropa enemiga, intentar bajar la moral y tropa del enemigo.

El objetivo final es básicamente que seas el único bando que se encuentre vivo, de decir, destruir a todos nuestros enemigos.

AMBIENTACIÓN

Romance of the Three Kingdoms XIV tiene una presentación bastante agradable, que son las tierras coloreadas para marcar el dominio de cada señor. Esta decisión es un gran acierto por lo tremendamente visual que resulta el tablero de juego, un mapa que podremos ir ampliando y alejando sin necesidad de salir de él; se nos permitirá incluso personalizar la interfaz con la información que aparece sobre el mismo. Esto, sumado al mencionado entramado de cuadrículas y a las batallas en tiempo real sobre el propio mapa hace que el juego se sienta mucho más dinámico que en otros títulos producidos por Kou Shibusawa, facilitando la inmersión del jugador.

En lo que respecta a la banda sonora, está bastante acertada, que aunque no es excesivamente variada, acompaña perfectamente en todos los momentos de nuestro juego. El juego se encuentra en perfecto inglés, si conocemos un poco el idioma lo entendemos sin demasiado problema.

CONCLUSIÓN

Romance of the Three Kingdoms XIV es un título que ofrece multitud de opciones para aquellos que disfruten de los juegos de estrategia, con una ambientación muy lograda y una interfaz intuitiva. El haber unificado todo en un mapa hace que resulte mucho más ágil que en la anterior entrega, junto con el uso de los colores para distinguir bien los territorios. Además ofrece infinidad de horas de juego por el número de contenidos que incluye y lo rejugable que es.

Quizás no sea un juego pensado para todos los públicos por estar ambientado en las dinastías de China, la gran cantidad de opciones que ofrece o contar con textos en inglés, pero los aficionados a esta saga sabrán apreciar muchas de sus virtudes.

Romance of the Three Kingdoms XIV ya se encuentra disponible en PlayStation 4 y Windows PC a través de Steam.