Compartir

Tal como estaba previsto Nintendo puso ayer el punto final al servicio Conexión Wi-Fi de Nintendo DS y Wii, dejando inservibles algunas características de varios títulos para dichas consolas. Una terminación global que llega como consecuencia del inminente cierre de los servidores de GameSpy el próximo día 31 de este mes.

Sin embargo, la comunidad homebrew lleva varios días preparando su respuesta al abandono oficial de la gran N. Todavía dando sus primeros pasos, entusiastas del código han publicado un emulador de servidores para Nintendo DS y Wii que podría devolver la funcionalidad online a sus títulos.

El software permite configurar servidores privados para jugar en línea con ambas consolas, o bien para descargar DLCs del mismo modo que se hacía desde el servidor oficial. Como es lógico, el hack ofrece tanta capacidad de carga como los administradores de cada servidor privado se puedan permitir, pero igualmente podría dar lugar a un ecosistema con múltiples servidores amateur para cada juego.

Por ahora el software requiere el uso de un flashcard en Nintendo DS y la capacidad de cargar homebrew en Nintendo Wii. En la máquina portátil tan solo hay que parchear las copias de seguridad de cada juego, borrar la configuración antigua de CWF e introducir otra con la dirección DNS del servidor. En Nintendo Wii además es necesario ejecutar una aplicación homebrew para activar la conectividad de la consola.

En estos momentos el equipo de desarrollo tiene montado un servidor de pruebas en el que ya es posible jugar en línea a varios títulos entre los que figuran Mario Kart DS, Metroid Prime Hunters y con todavía muchos problemas Endless Ocean de Wii. En el servidor también se pueden encontrar DLCs para juegos de Nintendo DS como El Profesor Layton y la Llamada del Espectro, Inazuma Eleven 2 o varias ediciones de Pokémon.

Fuente: Github EOL