Compartir

Acer presentó su pantalla gaming Predator de gran formato, de 65 pulgadas, con NVIDIA G-SYNC, introduciendo así al mercado pantallas gigantes para PC destinadas a los videojuegos. La gran pantalla gaming Predator se basa en las mismas especificaciones de la más alta calidad de las que cuentan sus primos más pequeños, e integra las capacidades de transmisión de NVIDIA SHIELD ™ para reproducir películas y programas de TV en un impresionante 4K HDR.

Enorme, pero ágil

Con 65 pulgadas, la pantalla gaming de formato grande Predator (BFGD) presenta las mejores características gaming que los consumidores esperan de las pantallas Predator. Cuenta con la tecnología NVIDIA G-SYNC Variable Refresh Rate, que proporciona una experiencia de juego suave, sin parpadeos, así como una latencia ultrabaja a 4K 120Hz. Una retroiluminación directa brinda hasta 1,000 nits de luminancia máxima, y la atenuación local proporciona mayor contraste, negros más profundos y blancos más brillantes.

Entretenimiento y Smart Home Control con NVIDIA SHIELD integrado

Predator BFGD presenta capacidades integradas de NVIDIA SHIELD, por lo que los jugadores pueden cambiar fácilmente entre juegos y otras formas de entretenimiento. Un controlador remoto y de juegos incluido permite una fácil navegación y acceso a películas y programas de TV desde las aplicaciones de transmisión más populares. Toda la experiencia se puede controlar por voz, gracias al soporte para el Asistente de Google, que también permite el control inteligente del hogar.

La tecnología de frecuencia de actualización variable G-SYNC coincide con la frecuencia de actualización de la pantalla a la tasa de fotogramas real de la fuente de video, por lo que el contenido de video se presenta como los directores originalmente pretendían que se viera.