KOEI TECMO Y GUST STUDIO NOS HA TRAÍDO TRILOGÍA DE ATELIER ARLAND, Y EN ESTE CASO VAMOS A HABLAR DE ‘ATELIER MERURU: THE APPRENTICE OF ARLAND DX’ QUE SE ENCUENTRA DISPONIBLE EN PLAYSTATION 4, NINTENDO SWITCH Y PC DESDE EL PASADO DICIEMBRE DE 2018.

Atelier Meruru: The Apprentice of Arland es el juego número 13 en la serie principal de Atelier. Se lanzó para PlayStation 3 el 23 de junio de 2011 en Japón y la versión norteamericana se lanzó el 22 de mayo de 2012. En particular, es el último título que Gust publicó por sí mismo antes de fusionarse con Tecmo Koei. Una versión de PlayStation Vita titulada Atelier Meruru Plus: The Apprentice of Arland fue lanzada el 20 de marzo de 2013 en Japón.

Es la secuela de Atelier Totori: The Adventurer of Arland y es el tercer juego de la serie Arland. Presenta una nueva historia en el mundo de la serie Arland, muchos personajes nuevos y recurrentes y un sistema de batalla actualizado.

HISTORIA

En este juego nos encontramos en un pequeño reino rural lejos de la república de Arland llamado Arls. Este pueblo está gobernado por Lord Dessier, quien desea fusionarse con Arland y convertirse en una república dentro de tres años. A diferencia de su padre, la princesa Merurulince Rede Arls no presta atención a la política de Arls. La joven princesa a menudo se escapa del castillo y ha despertado un interés en la alquimia.

A diferencia de Arland, Arls no utiliza la alquimia ni ve su práctica generalizada. La alquimista de la ciudad, Totooria Helmold (Totori), dirige un pequeño taller en las afueras de la ciudad. Meruru la visita a menudo para aprender más sobre la alquimia. Durante el prólogo del juego, Totori enviará a Meruru y a su mejor amiga Keina Swaya a reunir los ingredientes de la alquimia. Mientras que fuera, Keina es atacada por un grupo de conejitos de zanahoria. Después de su victoria, las chicas regresan a Arls.

Cuando se acercan a la ciudad, Meruru se enfrenta al mayordomo real del castillo, Rufus Falken. Rufus hace que Meruru regrese al castillo, y Meruru se ve obligada a enfrentarse a su padre. Enojado por haber escapado del castillo una vez más e incluso haber abandonado la ciudad, el Rey se niega a escuchar su sueño de convertirse en alquimista. Él insiste en que ella debe realizar sus deberes reales como princesa, y que deben prepararse para la fusión dentro de tres años. Meruru no está de acuerdo, y ambos discuten. Ella finalmente sale de la sala del trono, frustrada. Ella todavía está decidida a convertirse en un alquimista, para disgusto de su padre.

Meruru va al taller de Totori para traer a los residentes reunidos del bosque y también para informarle de las malas noticias. Aunque Meruru desea ser alquimista y se considera a sí misma como la aprendiz de Totori, Totori le recuerda que no podrá convertirse en alquimista sin la aprobación de su padre. Meruru jura quedarse en el taller hasta que su padre acepte que ella se convierta en alquimista.

Meruru menciona que a su padre le preocupa su deber real con Arls. Totori decide que irá y hablará con el padre de Meruru. Ella le asegura a Meruru que hablar con Lord Dessier y Rufus le dará algunas ideas de cómo cumplir con sus deberes y, posiblemente, convencerlos de que Meruru debería ser un alquimista. Aunque escéptico, Meruru se une a la idea, y Totori va al castillo. Poco tiempo después, Totori regresa al taller luego de hablar con el Rey. Ella le dice a Meruru que su padre la ha convocado y que regrese al castillo inmediatamente. A su regreso, Meruru se enfrenta a Rufus. Él ha encontrado una manera para que Meruru no solo realice sus deberes reales, sino que también incluya su amor por la alquimia. Rufus explica que al desarrollar el reino y ayudar a las personas con el poder de la alquimia, cumplirá con sus deberes reales. Rufus le entrega a Meruru su primera “tarea”, que es realizar una entrega a un soldado en el Bosque Moyori. ¡Aunque no entiende del todo, va con las prisas y se dirige directamente al taller!

Después de sintetizar el pedido y entregarlo al soldado en Moyori Forest, regresa al castillo para informar a Rufus de un trabajo bien hecho. Rufus la felicita por completar la tarea, pero también le recuerda que aún no ha hablado con su padre. Cuando Meruru habla con su padre, a ella le complace saber que se da cuenta de lo seria que es con respecto a la alquimia. Incluso le da una aprobación para practicar la alquimia, bajo la condición de que la alquimia se use para desarrollar el Reino. Si la población de Arls no llega a las 30,000 personas dentro de tres años, Meruru habrá incumplido su deber real y se verá obligada a abandonar la alquimia. Si tiene éxito, entonces se le permitirá continuar practicando alquimia. Teniendo nuestro objetivo principal del juego anunciado, comenzamos nuestra historia a lo largo de estos 3 años.

JUGABILIDAD

Aquí en Atelier Meruru, vamos a tener 3 años para conseguir llegar a 30,000 personas al pueblo de Arls, si no llegamos, estaremos obligados a abandonar la alquimia.

El juego avanza en torneo a días. Los días avanzan rápido si viajamos, si nos ponemos a sintetizar con la Alquimia, o si decidimos ir a dormir para recuperar nuestra salud.

En la taberta de Arls también vamos a poder aceptar peticiones de caza o crafteo que nos dará recompensa de dinero o ingredientes para la Alquimia, y en este caso, no tiene plazo de entrega.

El sistema de batallas es por turnos, pudiendo tener hasta un máximo de 3 personajes en batalla. Durante la batalla, vamos a poder combinar con un ataque de nuestros compañeros para dar un daño adicional a nuestro enemigo. Si nuestro enemigo decide atacar a Totori, podremos elegir si uno de nuestros aliados quiere recibir el daño por ella o no. Otro dato sobre la batalla es que solo la Alquimista puede curar o buffearse a ella o a sus compañeros. En este caso, sólo algunos enemigos escaparán de la batalla si se sienten inferiores.

Con el paso del tiempo, vamos a ir conociendo a más personas, e incluso a algunas vamos a poder ofrecerles que se unan a nuestro grupo para cazar monstruos o adentrarnos en una cueva.

Mientras estamos afuera de la ciudad, explorando y cazando monstruos, también vamos a poder recolectar ingredientes. En la recolección vamos a notar que cada vez que recogemos un objeto o ingrediente, se irá reduciendo una barra, cuando llega a 0, disminuye el tiempo que tenemos disponible. En este caso, para abrir nuevos caminos o desbloquear nuevos mapas, debemos limpiar de una pasada, a todos los monstruos que se encuentran en el lugar.

En el castillo, nuestro mayordomo Rufus nos dará nuestras tareas a cumplir, que si las cumplimos nos dará reputación y puntos, que nos permitirá gastarlos en mejoras que podremos realizar para con nuestro pueblo, que generalmente son contrucciones y pueden llevar varios días, y que en algunos casos nos dará una gran cantidad de reputación como princesa de Arls. Todo esto nos va a beneficiar para el cumplimiento de nuestro objetivo principal: Atraer personas a nuestro pueblo y recibir la aprobación del rey para continuar nuestra carrera como Alquimista.

AMBIENTACIÓN

Aquí vamos a repetir un poco lo que se comentó con las dos reviews anteriores que, al estar en PS4, podríamos decir que se ha mejorado notablemente desde la versión del Plus. Ahora están mucho más estilizados y tienen esas apariencias bien diferenciadas entre adultos y jóvenes como lo vemos en las sagas actuales de Atelier, e incluso no vamos a sentir bajones de frames, si se lo preguntan.

Con respecto a la banda sonora del juego sigue siendo muy buena. Tiene la misma calidad de Atelier Rorona y Totori, es decir, en algunos casos, o circunstancias se van a repetir algunos temas por ser que nos encontramos a un mismo personaje, o situaciones que son referentes de esa canción. Algo que me gustó personalmente, es lo disfrutable que es iniciar una pelea con sonidos y música punteados con guitarra acústica, hay muchos temas de ese estilo, incluso en algunas ubicaciones del juego también lo tendremos. Con respecto al audio, podemos elegir entre las voces en inglés y en japonés.

CONCLUSIÓN

Nuevamente lo repito, como lo hice en las dos primeras partes: ‘Atelier Meruru: The Apprentice of Arland DX‘ es un juego que lo representa muy bien desde el punto de vista de que queremos convertirnos en una alquimista, y no sólo eso, que combinan el punto de vista político siendo una princesa y cómo la alquimia puede ser beneficiada para ayudar al pueblo. Por tanto, si ya has llegado hasta aquí jugando, seguramente le darás una oportunidad a esta secuela. Les recuerdo que esta es la tercera parte de Atelier Arland, continuando la historia algunos años más tardes del segundo juego. Si bien en esta entrega también jugamos a contra reloj, tenemos mucha libertad, los viajes son más largos y puede llegar a avanzar muy rápido los meses. Igualmente, sigue siendo muy adictivo con la exploración, la alquimia, y sobre todo la historia y su humor.