Compartir

Luego de su paso por Android, Cat Quest llega a PlayStation 4 y Nintendo Switch para ofrecernos una divertida aventura cargada de una dosis de Action RPG. A continuación te dejo mis impresiones.

Historia

Nuestra aventura comienza en un mundo habitado por Felinos, en el cual se cuenta una leyenda que un cierto grupo de gatos, conocidos como los sangredragones, son capaces de hacerle frente a los temibles dragones que azotan al continente. Nuestro protagonista pertenece a este linaje, y se encuentra en un viaje para rescatar a su hermana de las garras del gato blanco Drakoth -nuestro némesis- que la tiene secuestrada.

En dicha persecución que termina en el continente de Felinia, nuestro némesis nos propone un trato: Si derrotamos a 3 dragones que el liberó en dicho continente, promete liberar a nuestra hermana.

Al iniciar nuestro viaje conoceremos a Spirry -una esfera que parece una nube- que nos ayudará y guiará para cumplir nuestra misión. Nuestro nuevo amigo nos narra la historia, que podremos complementar con unos altares -coleccionables- que nos relatan el pasado de ciertos personajes. La historia puede parecer sencilla al principio, pero es de lo mas interesante y compleja, ya que cuenta con cierto giros argumentales.

Jugabilidad

Como menciono anteriormente, nos encontramos ante un RPG de acción de mundo abierto, con un mapa bastante amplio para explorar. El mundo me pareció excelente con muchos lugares, mazmorras y ciudades para visitar, y un gran número de misiones secundarias por completar. Como punto negativo destaco la ausencia de un sistema de viaje rápido, ya que si bien el mapa no es inmenso, sería de ayuda. Por si esto fuera poco, el mapa es bastante limitado, es decir no podemos observar bien haciendo zoom o moviendo con libertad, por lo cual cuando tengamos que explorar mazmorras que no visitamos vamos a tener que dar vueltas por todo el continente de Felinia.

Pasando a los combates, contamos con unas mecánicas muy simples y entretenidas. Mediante unos combates en tiempo real en 2D con vista isométrica, lucharemos contra todo tipo de monstruos que se interpongan en nuestro camino. Ademas de nuestra arma principal, contamos con 7 magias a elección que se pueden mejorar. Algo muy cómodo es que dichas magias las podemos asignar a cuatro botones del joystick, lo cual nos facilitará las cosas en los combates.

Contamos con un sistema de botín para equipar a nuestro felino con espadas, garrotes, hachas, y demás armas; además de varios sets de armaduras relacionados a la magia o al combate cuerpo a cuerpo. Todo depende de nuestro estilo de juego.

Las mazmorras pueden volverse repetitivas ya que el objetivo principal es siempre entrar y acabar con todos los enemigos, aunque la forma de hacerlo va cambiando. No por eso es que deje de ser divertido. Lamentablemente, el juego no es muy largo.

Audiovisual

Gráficamente cumple, apuesta por un diseño artístico muy colorido que es de lo más acertado para el tipo de juego que es, dando lugar a algunas escenas de humor y sacando lo mejor de los personajes. Los escenarios son bastantes variados dependiendo de la región en la que nos encontremos, y por su lado las mazmorras son oscuras y repetitivas.

La banda sonora cuenta con un número de melodías bastante limitado, pero que sabe sacarle el provecho a cada momento del juego, intercalando entre las escenas de combates y las más dramáticas. Algo que me sorprendió mucho es que el juego se encuentra con textos en español -con el toque de agregarle la palabra gato a varias frases- y voces en inglés.

Camino al Platino

Una buena noticia para los cazadores de trofeos es que Cat Quest es un platino bastante sencillo, ya que no cuenta con trofeos “perdibles”. Podemos disfrutar del juego, y todo irá saliendo a medida que jugamos. Deberemos cumplir todas las misiones secundarias, subir a nivel 99, completar todas las mazmorras y por último obtener las piezas de armadura. Todo esto se puede lograr en poco mas de 10 horas.

Conclusión

Cat Quest es un juego con una premisa simple, que nos recordará bastante a Skyrim, nos ofrece unas 10 horas de diversión con su sistema RPG que es muy accesible y adictivo. Este título la verdad que me sorprendió gratamente, y espero con ansias una posible secuela.