De vez en cuando, alguien decide que es hora de sacar las viejas consolas tu armario para jugar una vez más ese clásico que solías amar. A veces, los desarrolladores deciden que es hora de crear algo que se sienta como la vieja escuela para mantener viva la misma nostalgia. Y por eso tienes juegos como Coffee Crisis, donde el desarrollador Mega Cat Studios lanzó el juego para Sega Genesis. O puedes jugarlo en Steam, PS4 y Xbox One, por supuesto.

Nick y Ashley son dos baristas de aspecto alternativo con un gran amor por el café. Y ENTONCES LOS EXTRATERRESTRES INVADIERON. Sí, esto tiene que escribirse con mayúsculas, porque ahí es donde comienza el juego. Simplemente te lanzan en medio de una invasión alienígena mientras tu personaje elegido estaba trabajando. No hay explicación, solo peleas, y lo primero que intentas hacer es oprimir todos los botones para ver qué botón hace qué. Después de eso, una pequeña introducción del enemigo principal, un general alienígena, mas adelante obtendrás algunas instrucciones sobre los controles y cómo usarlos. A partir de ese momento, sigues una extraña historia acerca de cómo dos baristas intentan salvar el mundo y viajar a los lugares más extraños posibles.

Para aquellos que realmente experimentaron activamente los años de Sega y Super Nintendo, muchos de estos gráficos pueden provocar algunos recuerdos. Las animaciones, así como los entornos coloridos, a pesar de que están en alta definición esta vez, podrían haberse creado fácilmente hace 25 años, por lo que encajan perfectamente en el vacío que deben llenar. Esto incluye muchas situaciones absurdas, como las animaciones de personas mayores que vienen a romperte la cabeza con sus bastones para caminar. En una nota de confusión: hay filtros aleatorios lanzados en cada nivel como un elemento de confusión. Realmente no agregan nada y parecen extrañamente fuera de lugar, incluso como un elemento peculiar.

¿Qué música les gusta a los baristas hipster? ¡Metal! Es el tema principal, está durante tu tiempo de juego, está en todas partes. Y encaja. Aparentemente, golpear extraterrestres en la cara con bolsas de granos de café no es posible sin el heavy metal necesario. Pero se siente bien y combinado con los efectos de sonido tienes una pequeña combinación agradable. Golpear y patear en estilo retro suena bien, pero se siente mejor. Vale la pena mencionar también la pausa inesperada de la música, donde el menú emerge junto con música de ascensor, permitiéndole un descanso en el estilo.

Coffee Crisis es una aventura beat’em up bastante clásica, con muchos elementos de arcade. Básicamente, tienes cuatro botones que puedes usar mientras caminas. Un ataque normal, que usarás más, un salto que apenas o no necesitas usar, un botón para recoger objetos o agarrar enemigos para poder tirarlos y un ataque especial. El ataque especial, como es la tradición en este género de juegos, utiliza parte de tu medidor de café, que también son tus puntos de vida en este juego. El ataque especial no se siente muy diferente de los normales, excepto cuando juegas con Nick es tentador usarlo, ya que vas a girar, destrozando enemigos a tu alrededor. Ten en cuenta que de repente puedes quedarte sin puntos de salud al usarlo en exceso, dejándote muy vulnerable.

Durante tus peleas, elementos como daño extra o invencibilidad caerán de objetos ambientales o enemigos derrotados. Estos elementos, combinados con la lucha, dan un poco más de variedad al juego, pero no mucho. El estándar en este tipo de juegos es que te abres camino de escena en escena, principalmente indicado por una flecha cuando la pelea termina. En Coffee Crisis, la mitad del tiempo puedes pasar a los enemigos a la siguiente parte obligatoria. Es un poco refrescante tener una pequeña cantidad de libertad incluida en estos juegos al solo poder pasar ciertas cosas.

Además de todo esto, no hay mucho más que hacer. Puedes elegir un mini juego entre otras cosas, en donde estarás oprimiendo una tecla tratando de ganar una vida extra. Debido a las capacidades de lucha limitadas de tus personajes y la poca variación en el juego en sí, la fuerza del juego radica en las sesiones cortas donde anhelas la nostalgia, el metal y la extravagancia. Disfrutar del paisaje retro y las peleas freneticas

A pesar de que no tiene mucha variación, Coffee Crisis en realidad es un juego bastante agradable si quiere jugar algo simple o tener un juego para un momento cooperativo local. Está lleno de gráficos retro, buenos sonidos y sensaciones satisfactorias al golpear y patear. Es raro y bastante único, que es su mayor punto a favor, pero la jugabilidad es un poco escasa, incluso para un simple juego arcade. Sin embargo, es un proyecto retro moderno que funciona bien para lo que es.