Crash Bandicoot 4
Plataforma:  PC | PS4 | Xbox One
Género: Plataforma
Desarrollador: Toys for Bob
Distribuidor: Activision
Lanzamiento: 02 de Octubre de 2020
Precio: U$ 59,99 PS4 | $2999,9 Xbox One
Idioma: Audio y Textos en Inglés | Audio y Textos en Español

Si hay un juego que hace tiempo venía picándome la cabeza y con toda esta situación pandémica, en la que estamos llenos de retrasos o excusas de las empresas, se me había escapado del radar, es definitivamente Crash Bandicoot 4. Me considero seguidor de la saga, a pesar de haber tenido algunos fichines sin poder disfrutar, pero por el amor que le tengo al marsupial, sé de lo que hablo (o escribo) cuando me toca.

En mi anterior reseña de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy dije, y me cito, “¿Qué le faltaría a este Crash para ser un 10? Incorporar elementos nuevos. (…) ¿Algún modo online quizás? ¿Un pequeño segmento cooperativo? Algo.”. Bueno, llegado el día de hoy, año 2020, puedo decir que Activision quizás sí escuchó este pedido (aunque no creo que de mi letra je!). Paso a paso vamos a ir desenredando lo que este título nuevo de la franquicia dejó en mi experiencia y si vale la pena obtenerlo.

¿Cortex otra vez?

Para no agotar la paciencia y entrar en posibles spoilers, Crash Bandicoot 4: Its About Time es, efectivamente, SOBRE EL TIEMPO. O quizás un poco el tiempo, otro poco los multiversos (siento que estoy robándole a Marvel diciendo eso ¡Perdón Stan Lee!). La historia comienza con los villanos N. Cortex y N. Tropy encerrados en una cárcel dimensional junto a Uka Uka (la máscara mala) resultado de los eventos de Crash Bandicoot 3: Warped. Charla va, charla viene, se liberan usando el poder de Uka Uka, y abriendo así un portal interdimensional que crea una paradoja en el tiempo y espacio haciendo que N. Tropy acceda a tecnología que le permite crear otros nuevos agujeros dimensionales. Aku Aku, la máscara buena, advierte esta situación a Crash y Coco Bandicoot, que se encontraban tomando sol en su casa de la playa y les dice que deben ir a ver a Lani-Loli, la máscara dimensional.

Bienvenido al multiverso de Crash

Lani-Loli es una máscara como Aku Aku pero un poco más histérica. Nuestro viaje siempre va a ser ligado a ella más que nada, ya que es quien nos guiará entre las dimensiones para rescatar a sus 3 hermanos (también máscaras, espíritus contenidos allí). Como es de esperarse, ese viaje entre dimensiones traerá problemas cuando aparezcan los clásicos enemigos de los Bandicoot, como por ejemplo, N. Gin.

El objetivo de Crash y Coco consiste en reunir todas las máscaras y así cerrar los portales interdimensionales restaurando el orden y la paz.

El camino a conseguirlas todas

Si bien Activision tuvo el camino bastante alisado con la buena recepción que tuvo la trilogía remasterizada y las mecánicas que pudo reciclar de allí, lo interesante es que tuvo el tiempo y las ganas (primordial) de sumarle más cosas al título que no fueran solo “una nueva historia”. Por supuesto, todo lo que cualquier otro título de Crash Bandicoot posee en cuanto a jugabilidad, aquí existe: los giros, los distintos tipos de cajas, los bonus en las pantallas, el uso de Aku Aku, el ataque de panzazo o barrida, etc. Vamos a centrarnos en qué se agregó.

En primer lugar, hay nuevos tipos de cajas, ciertas que solo pueden ser rotas en momentos en que no están prendidas fuego, y otras que deben ser destrozadas mediante la habilidad especial que nos otorga una de las máscaras. Por otro lado, tenemos nuevas adiciones que son moneda común en los plataformeros de hoy día, como ser la posibilidad de patinar por sogas (parece como cuando jugamos Temple Run), correr por ciertas paredes especiales o utilizar las habilidades de las máscaras que detallamos ahora mismo.

Infaltable que aparezca Polar

Creo que a nivel jugabilidad, más allá de lo mencionado antes, hay dos grandes factores: las máscaras cuánticas y los personajes jugables “nuevos”. En primer lugar, a medida que avanzamos en la historia iremos desbloqueando las 4 máscaras cuánticas existentes con sus respectivas habilidades especiales: “cambiar entre mundos” haciendo visible ciertas cosas y otras no; girar infinitamente con mucha fuerza lo que permite dar saltos largos, romper cajas especiales y desviar disparos enemigos; ralentizar el tiempo; y modificar la gravedad para poder caminar por las paredes. Cabe destacar que todas estas habilidades sólo pueden utilizarse en momentos específicos de los niveles para los cuales aparecen las máscaras a auxiliarnos, es decir, no podemos andar usando las 4 en simultáneo todo el tiempo.

Por otro lado, los “nuevos” personajes son algunas versiones de otra dimensión que conocen a los Bandicoot y van a ayudarlos: Dingodile, Tawna (la chica de los bonus) y N. Cortex. Es clave esto, dado que cada uno de ellos tiene mecánicas diferentes y solo aparecen en ciertos niveles para poder ser utilizados (en el resto de los niveles podemos usar a Crash o Coco). Generalmente esos niveles conectan directamente con uno de Crash / Coco y nos hacen “entender” algo que sucedió dado que nos muestran el contexto perdido. 

Tawna, por ejemplo, es capaz de lanzar un gancho para aturdir un enemigo o colgarse de lugares; Dingodile tiene una aspiradora de cajas que le permite también volar por unos metros; mientras que Cortex tiene su pistola de plasma para cambiar la estructura molecular de los enemigos y hacerlos rígidos o gelatinosos. Cada uno de ellos tiene su búsqueda en la historia, pero no son demasiadas las apariciones, y muchas menos las veces que deberemos utilizarlos.

¿Difícil como Crash 1?

Si bien yo tengo claro que la saga fue decreciendo en dificultad a medida que los títulos pasaban, tenía la esperanza de que este no fuera el caso. Para mi sorpresa me encontré con una mezcla de ambas cosas, y lo que resultaba difícil por un lado, terminaba siendo más simple por otro.

Un simple pero divertido modo de jugar con un amigo

Al seleccionar una nueva partida, el juego nos ofrece dos modalidades: clásico y “nuevo”. El primero nos ofrece exactamente la misma experiencia en cuanto a “penalidades” se refiere a los previos títulos, ya que si perdemos todas las vidas, iniciamos nuevamente al principio del nivel. En cambio, el modo nuevo permite que si agotamos las vidas aparezcamos en el último checkpoint obtenido. Como buen jugador veterano, fuí por la primera.

Por otro lado, hay algunos cambios pequeños que hacen más fácil de llevar el juego, como ser que se identifica en el suelo la ubicación en la que caeremos al dar un salto, ayudando a calcular en los saltos al vacío; o que las frutas wumpa no puedan ser perdidas al golpearlas con el remolino que produce el marsupial.

La dificultad si bien con algunas de las herramientas que mencioné, se reduce, han buscado que no sea suficiente: el juego es difícil en sus variados niveles. No solo la “historia principal”, sino también los modos especiales: N. Vertido y las cintas de Cortex. El primero consta de superar las mismas pantallas principales pero con diferentes filtros visuales que dificultan jugarlos; mientras que el segundo representan pantallas bonus con pruebas de Cortex realizadas a Crash durante su “entrenamiento”, que por ejemplo consiste en superar pantallas extra solo saltando sobre cajas, sin ningún lugar donde descansar (difiiiiiiiiicil).

Gemas plateadas para desbloquear los aspectos

Las famosas gemas plateadas siguen siendo la moneda corriente para la saga, así como las reliquias de tiempo. La era moderna hizo que estas se puedan utilizar para obtener diferentes atuendos para Crash y Coco, algo bastante esperable. Por otro lado, tenemos otros coleccionables que se obtienen en las misiones bonus, así como el desafío de las gemas de colores.

Por último, si vamos a los aspectos técnicos, el juego se ve como la trilogía, o mejor aún. Los personajes tienen por supuesto una forma un poco más caricaturesca incluso que los de la trilogía, y es más que aceptable para un juego de esta índole. La música y los sonidos conservan todo lo viejo pero reacondicionado, lo cual se agradece.

En conclusión, los Bandicoot siguen siendo una apuesta excelente que Activision supo sacarle partido y la sensación de que el juego sea realmente difícil, pero con la ayuda necesaria para que no sea imposible, hace que más me entusiasme. ¡Ah! Y claro, un factor que no mencioné, pero para los amantes del cooperativo, tenemos un modo batalla para poder competir con hasta 3 amigos quien supera un nivel más rápido u obtiene más cajas.

Señores, compren sin dudarlo.