Darksiders: Genesis
Plataforma: Xbox One| PC | PS4 | Nintendo Switch
Género: Aventura | Acción
Desarrollador: Airship Syndicate
Editor: THQ Nordic
Lanzamiento: 5 de diciembre de 2019 (PC) | 14 de febrero de 2020 (PS4, Switch y Xbox One)
Precio: U$S 39,99 Switch y PS4 | $624,00 Xbox One | $589,99 PC
Idioma: Voces y Textos en Español e Inglés

Una de las franquicias más reconocidas por los jugadores pertenece a THQ Nordic. Hablamos nada menos que de Darksiders, el título que tuvo su estreno allá por el año 2010 para PlayStation 3, Xbox 360 y PC. y que ahora suma a su lista de títulos Darksiders: Genesis. Tuvo tan buen recibimiento que el título no sólo tuvo secuelas, sino que además obtuvo remasterizaciones para la actual generación de consolas.

La historia se centraba en Guerra, uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, quien fue acusado injustamente de romper el Equilibrio y desatar así el Caos en el mundo de los hombres. Luego, tuvimos la posibilidad de jugar con otros Jinetes, Guerra y Furia, aunque faltaba conocer al último: Lucha. Igualmente, a diferencia de sus hermanos, este Jinete no tendrá su aventura en solitario sino que lo hará con un temible acompañante: Guerra. A continuación, les dejamos nuestro análisis de Darksiders: Genesis.

Para aquellos veteranos en la franquicia no es necesario explicar el contexto en el que se desarrollan sus títulos, pero igualmente vamos a hacer un resumen de la historia para aquellos que inician su camino con Darksiders: Genesis. Existe un equilibrio entre las fuerzas del Cielo y el Infierno, quedando en el medio el mundo de los hombres, el más frágil de los tres. El Consejo Abrasado es el encargado de mantener este Balance, y para eso posee la fuerza de choque de los Cuatro Jinetes, quienes sirven al consejo luego de haber masacrado a toda su raza a cambio de poderes inigualables.

Uno de esos encargos por parte del Consejo Abrasado consiste en detener los planes de Lucifer, el rey del Infierno, quien intentará por todos los medios aumentar las fuerzas de los demonios y romper con el Equilibrio. Así, Lucha y Guerra viajarán por distintos escenarios para tratar de detener a Lucifer en su búsqueda de poder. En nuestro periplo encontraremos a muchos personajes nuevos en la franquicia, aunque también veremos a viejos conocidos como Vulgrim, el demonio mercader quien, a cambio de almas, nos venderá distintos objetos que nos ayudarán a lo largo de nuestra aventura. Hay que destacar que los hechos que ocurren en Darksiders: Genesis están ubicados antes de la historia que conocimos en el primer Darksiders y a la cual hicimos referencia al inicio de este análisis.

Darksiders: Genesis

Encontraremos dos grandes diferencias entre Darksiders: Genesis y los restantes juegos de la franquicia: la cámara y la disposición de sus niveles. En primer lugar, la cámara deja de ser en tercera persona para ubicarse en un plano cenital (en criollo, vemos todo desde arriba) similar al que podemos disfrutar en los juegos de Diablo. En cuanto a los niveles, ahora no tendremos un mundo abierto para recorrer a nuestro gusto sino que desde la guarida de Vulgrim viajaremos a localizaciones específicas que deberemos recorrer para cumplir con un objetivo fijo. Podremos recorrerlas de la forma en que gustemos, pero no tendremos el mundo abierto que poseen los títulos anteriores. Hay que destacar igualmente que todos los niveles poseen un gran nivel de rejugabilidad ya que habrá zonas a las que podremos acceder únicamente cuando hayamos obtenido las distintas habilidades que Lucha y Guerra adquirirán a lo largo de la historia.

En cuanto a su jugabilidad, no deja de sentirse como un Darksiders. El hack and slash está más presente que nunca, y cada uno de los protagonistas poseen sus habilidades específicas que deberemos utilizar en las distintas batallas que se nos presentarán de forma frenética. Lucha posee sus pistolas que nos permitirán dañar a los enemigos desde lejos, mientras que la potencia de Guerra y su espada servirán para el combate cuerpo a cuerpo. Algo para resaltar es la facilidad con la que podremos cambiar de personajes en el medio de la batalla si jugamos solos, ya que si uno de los Jinetes tiene poca salud podremos seleccionar al otro y no caer ante nuestros enemigos. Igualmente, si uno de los Jinetes muere, el otro toma su lugar, aunque deberemos sobrevivir durante una cierta cantidad de tiempo para que el otro pueda recuperar parte de su salud.

Darksiders: Genesis

A medida que derrotemos enemigos iremos obteniendo Núcleos de Criatura, los cuales podremos ir asignando dependiendo del beneficio que queramos obtener y que tendrán un plus si los asignamos al ícono que corresponde. Estos núcleos suplantan a los niveles de los juegos anteriores, ya que a medida que los asignemos las características de Lucha y Guerra irán aumentando. Están presentes además las formas finales de ambos Jinetes como en toda entrega de Darksiders que podremos utilizar para combatir a los enemigos más fuertes, aunque solamente será durante una limitada cantidad de tiempo.

Gráficamente, Darksiders: Genesis está muy bien logrado. Todos los niveles por los que pasaremos están bien diferenciados unos de otros, sin ser repetitivos, cada uno con su esencia. Los enemigos poseen un gran nivel de detalle, lo mismo que los protagonistas del juego y todos los personajes que dicen presente en esta precuela. Al principio la cámara puede resultar distinto a lo que estamos acostumbrados los que jugamos a los restantes juegos, pero evidentemente Airship Syndicate dejó su impronta en este título de una forma impecable. Los responsables de Battle Chasers: Nightwar lograron un juego en el que en ningún momento dejamos de sentir que estamos dentro del universo Darksiders.

La banda sonora acompaña bien la acción del título, pero pasa relativamente desapercibida en los momentos en que debemos batallar contra grandes hordas de enemigos, quedando en un segundo plano gracias a los disparos, explosiones, choques de espada y golpes que asestaremos.

Darksiders: Genesis innova en la franquicia incorporando la posibilidad de jugar solo o con un acompañante, ya sea de forma local o a través de internet. Aunque jugar solo tiene su encanto, jugar de forma cooperativa es donde más se le exprime el jugo a este título.

En resumen, podemos decir que aunque es distinto a sus antecesores, Darksiders: Genesis tiene todo lo que podemos pedir en un hack and slash: acción frenética, enemigos enormes, protagonistas carismáticos y una historia que, aunque es interesante, está por debajo de las anteriores en cuanto a contenido. Podría haber sido una buena oportunidad para conocer en profundidad a Lucha, el Cuarto Jinete, aunque la esperanza de ver un nuevo Darksiders con el como protagonista en solitario y con el estilo de los anteriores nunca se pierde. 

Para los que deseen ver un poco de su gameplay, les compartimos un video que pueden ver además en nuestro canal de YouTube.