Dragon Quest
Plataformas: Nintendo Switch
Género: Acción | Aventura
Desarrollador: Square Enix
Editor: Square Enix
Lanzamiento: 27 de septiembre de 2019 (Switch)
Precio: DQ U$S 4,99, DQII U$S 6,49 y DQIII U$S 12,49
Idioma: Textos en Inglés

Entre los años 1986 y 1988 salieron a la luz 3 de los juegos que ayudarían a sentar las bases de muchos de los títulos que hoy disfrutamos del género JRPG. De la mano de Koichi Nakamura, Akira Toriyama y Koichi Sugiyama eran lanzados para Nintendo Entertainment System (NES) Dragon Quest, Dragon Quest II: Luminaries of the Legendary Line y Dragon Quest III: The Seeds of Salvation. Aprovechando el lanzamiento de Dragon Quest XI S para Nintendo Switch, Square Enix vió la excusa perfecta para lanzar ports de estos títulos a la consola híbrida de Nintendo y así llevarnos a las distintas aventuras del Héroe Legendario.

Tuvimos la oportunidad de probar los 3 y te contamos nuestras impresiones a continuación, junto con un breve resumen de la historia que posee cada título.

Dragon Quest

Todo buen título que lleve el nombre de Dragon Quest, en líneas generales, nos pondrá en la piel del Héroe Legendario que tendrá que vencer el mal y devolver la paz al mundo. En esta primer entrega, conocemos que el Héroe Erdrick obtuvo la Esfera de Luz y derrotó a los demonios que rondaban la tierra, Zoma siendo el más fuerte. Luego de 100 años, el Rey Dragón hace su aparición robando la Esfera de Luz y nuestra misión es derrotarlo y recuperarla.

En esta entrega controlamos únicamente el Héroe, el cual deberá ir derrotando monstruos, descubriendo secretos y ganando experiencia para cumplir con su objetivo.

Dragon Quest II: Luminaries of the Legendary Line

Esta secuela está directamente relacionada con la anterior, ya que su historia nos lleva muchos años luego de que el Héroe derrotara al Rey Dragón. El Mago Hargon ahora es el malo a vencer y el título comienza con el Castillo de Moonbroke siendo destruido por los seguidores de Hargon. Uno de los guardias logra llegar con vida al reino de Midenhall y le explica al rey lo sucedido, quien encomienda a su hijo -descendiente del gran héroe Erdrick- que venza al mal.

Esta secuela tiene como novedad que nuestro personaje es acompañado por otros dos, el Príncipe de Cannock y la princesa de Moonbrooke, cambiando así el modo en que enfrentaremos las batallas. Controlaremos a 3 personajes que nos serán de gran ayuda en nuestro camino para derrotar a Hargon.

Dragon Quest III: The Seeds of Salvation

La tercer entrega de la saga introduce más novedades al juego, ya que podemos seleccionar entre ser hombre o mujer. Seremos el hijo/a del legendario guerrero Ortega, y una vez que lleguemos a la edad de 16 años deberemos emprender nuestro camino para derrotar al malvado Baramos. Cronológicamente, la historia se llevará a cabo muchos años antes de los sucesos del primer Dragon Quest.

Esta entrega amplía la jugabilidad de los anteriores, introduciendo más personajes para seleccionar para nuestro grupo. Aunque no podremos tener más de 4 personajes a la vez, podremos seleccionar hasta 3 compañeros con diversos oficios entre los que encontraremos los siguientes: Soldado, Luchador, Peregrino, Mago, Comerciante, Bufón, Sabio, y Ladrón.

Jugabilidad

Al ser lanzados con un año de diferencia entre cada uno, la jugabilidad es relativamente similar en las tres entregas, dejando de lado la cantida de personajes que integrarán nuestro equipo. Iremos por el mapa intentando develar secretos y combatiendo enemigos para ganar experiencia y mejorar nuestro equipo para derrotar al malvado de turno. A diferencia de lo que pueden esperar aquellos que comenzaron con las últimas entregas de Dragon Quest, los enemigos en los primeros tres títulos no son visibles en el mapa, por lo que no podremos esquivar los enfrentamientos en caso de así quererlo. Podremos huir, pero no podremos evitar las batallas.

El sistema de batalla de los tres títulos es sencillo: debemos seleccionar a qué enemigo atacar y una vez que no queden enemigos enfrente, seguiremos nuestro camino. Al ser un sistema por turnos, deberemos atacar de forma inteligente para derrotar rápido a los enemigos y logrando así que nos hagan el menor daño posible.

Gráficos y Sonido

En cuanto a los gráficos, todos los escenarios están realizados con fondos pixel art que conservan la esencia de cada título, mientras que el diseño de los personajes fue retocado con un estilo animé, así como de los enemigos, para una mejor experiencia visual. El sonido está remasterizado aunque con las mismas melodías de los títulos originales y que podemos disfrutar en los títulos actuales de Dragon Quest.

Conclusión

No cabe duda que Square Enix acertó en lanzar estos títulos para Nintendo Switch. Puede que muchos de los nuevos jugadores no se sientan tan cómodos con la jugabilidad que poseían los primeros Dragon Quest, pero nunca viene mal conocer las raíces de los títulos que a día de hoy disfrutamos. Personalmente, y por una cuestión de contenido, considero que el mejor es Dragon Quest III. En cuanto a los precios, considero que podrían ser más bajos para así apuntar a una audiencia mucho mayor.