Compartir

Antes de empezar la review de L.A. Noire para Nintendo Switch, hay que contar que no he jugado a las versiones de PS, Xbox y demás. Esta review está construida desde el punto de vista personal.

¿Qué hizo famoso a L.A. Noire y lo convirtió en uno de los juegos de su época?. Básicamente los gráficos excepcionales, este punto es el mejor que he visto hasta el momento en Nintendo Switch. Varios juegos como Zelda: Breath of the Wild aumentan el potencial de la consola sacandole el jugo hasta la última gota, pero ¿Qué tiene L.A. Noire?. Te lo cuento punto por punto.

Gráficos

En modo sobremesa el juego llega a 1080 p, sin embargo no necesité jugarlo de esa forma ya que el modo portátil está optimizado mejor que cualquier juego que probé de los que han salido para Switch. Se ve todo espectacular y es una clara referencia a como podés traer un juego de PS o Xbox a la híbrida de Nintendo sin desperdiciar nada ni poner la excusa de “es una consola portátil”.
Los movimientos y expresiones faciales son de lo mejor, tal vez las mejores que he visto en años y sin dudas las más óptimas de Nintendo. Desde el primer momento me sorprendió gratamente como se mantiene absolutamente todo en su lugar y no tiene nada que envidiar a sus hermanas mayores (quienes también remasterizaron el juego unas semanas atrás).

Jugabilidad

Esta versión trae un control táctil novedoso, claramente inutilizable en PS o Xbox. Tocando la pantalla podemos direccionar la cámara y otras opciones extra que nos ayudarán a sentirnos dentro de la aventura. Fuera de eso, el juego no es mi estilo, y debo admitir que los movimientos lentos y toscos aburren un poco. A pesar de ser un mundo abierto, L.A. Noire deja mucho que desear. La interacción con el ambiente es escasa y muy sacada del juego mentor de Rockstar Games (GTA), podés “pedir autos” por ser la policia y subirte a las veredas como si realmente jugaras un Grand Theft Auto de época, sin embargo no podés hacer mucho más, los civiles no mueren ni aunque los estrelles con la pared y el uso de armas es muy limitado.
Los controles responden constantemente y genera una compatibilidad consolera de aquellas, en donde tenés todo el hardware a tu disposición.

Ambientación

El juego trae los años 40 a la actualidad hasta en los más mínimos detalles, la vestimenta, los peinados, edificios y demás. La música resalta la maravilla de este juego que consigue la calificación más alta en este punto. La acción detestivesca que casi no vemos hoy en día, nos lleva nuevamente hasta los años dorados de Hollywood. Trajes y sombreros verás por doquier.

¿Qué tenemos dentro del juego?

No puedo asegurar si hay cambios o no con respecto a otras versiones, como he dicho, no las jugué. Pero el sistema es limitado. Me he encontrado con un juego donde las acciones no son tan libres como parece y/o merece un mundo abierto. El juego mezcla acción y aventura gráfica a un nivel hermoso visualmente, y con una historia que te atrapa seguro, pero que si no sos fan del misterio y de los policiales (como yo) puede llegar a ser una tortura interminable. Diálogos necesarios pero evitables, escenas larguisimas por momentos y seguramente encontraré más acción dinámica en otros juegos.

Lo mejor

Los gráficos son dignos de envidiar, claramente el punto fuerte del juego es este. Las misiones de “reconocimento facial” son las mejores (en donde debés interrogar a un sospechoso y darte cuenta si miente o no por sus gestos). La ambientación también merece una mención aparte. Como último podemos resaltar el novedoso sistema táctil.

Lo peor

Repetitivo e interminable a momentos. Una vez que descubrís al sospechoso corre y a la tercera misión ya querés cambiar de juego. Como dije más arriba, si lo tuyo no son las aventuras gráficas con muchísima historia, los dramas policiales y con acciones detestivescas, ni se te ocurra acercarte porque vas a perder plata.
La idea de un mundo abierto en los 40′ está muy bien, pero realmente de mundo abierto tiene poco y nada ya que si salís de las misiones principales no encontrás mucho para hacer.