[Review] Monster Hunter World: Iceborne
Plataformas: PS4 | Xbox One
Generos: RPG | Acción
Desarrollador: Capcom
Editor: Capcom
Fecha de lanzamiento: 6 de septiembre de 2019
Precio: $ 39.99 (Requiere el juego base) $ 59.99 (Una edición con el juego base + Iceborne)
Idioma: Voces en Japones, y textos en Español

Capcom es una empresa que en más de una ocasión fue criticada por sus políticas de DLC, el caso de Asura’s Wrath es un ejemplo de como no hay que hacer las cosas. Pero por fortuna con Monster Hunter: World han sido un ejemplo a seguir. Desde que se lanzó el titulo allá por enero de 2018, y hasta el día de hoy no han parado de sacar actualización de contenido gratuito. Ya que no solo tuvimos nuevos monstruos que cazar, sino que venían acompañados de jugosas recompensas que mejoraban la formula en forma de equipo y armamento.

Ni hablar de los eventos de temporadas, y las colaboración con franquicias queridas por los fanaticos. Creo en gran parte es que por esta razón que cuando anunciaron Monster Hunter World: Iceborne, al ver su precio no me pareció para nada caro. Es como que se ganaron la confianza del jugador, pero a su vez surgía la pregunta ¿Va a valer la pena esta expansión?. En la siguiente reseña voy a resolver esa y todas tus dudas, para que puedas decidir si adquirirlo ahora o esperarlo de oferta.

Historia

El argumento de Monster Hunter World: Iceborne sigue la misma linea que el juego base, es decir un monstruo amenaza el ecosistema, y nosotros como un cazador experto debemos acudir para ayudar. Si bien la campaña es simple y en el titulo base servía como un tutorial, ya que lo bueno empezaba una vez finalizada la misma, acá pasa algo similar pero con un enfoque diferente. Para empezar es cierto que todo veterano de la franquicia no ve la hora de completar la campaña para destrabar todo y cazar a gusto, pero esta expansión tiene un mejor ritmo con respecto al juego base. Todo resulta menos monótono, se eliminaron esa misiones de cuidar cargamentos que eran muy aburridas, ahora todo resulta más natural.

A lo largo de la campaña iremos cazando una gran variedad de monstruos compuesto por un total de unas 20 nuevas criaturas. Varios de ellos son subespecies de monstruos que ya conocemos, y alguno que otro nuevo. En general la campaña gira entorno al querido Dragón Anciano Velkhana, que lo conocimos en la Beta abierta. Me gusto mucho como hacen pié en dicho bicho para llevar a cabo el guión. Sin entrar en spoilers se revelan detalles muy importantes relacionados a los cazadores, y la relación con la encargada. En las más de 30 horas que dura la campaña debo confesar que me divertí mucho, el hilo argumental no se siente tan forzado como en el juego base, es una aventura muy dinámica que se disfruta mejor.

Jugabilidad

En cuanto a gameplay, el juego base era muy solido en este aspecto. No quiero entrar mucho en detalle ya que prefiero enfocarme en que trae de nuevo esta expansión, pero si voy a hacer a modo de comparativa en que mejora, y dar algunos aspectos del base para que esta reseña te sirva si nunca jugaste al original. Lo primero que vamos a notar seguramente al iniciar el DLC es que nos encontramos en gran parte luchando en un ecosistema congelado. Monster Hunter: World es un juego en donde el ecosistema influye mucho sobre el gameplay, estos factores climáticos los podemos usar a nuestro favor, y a su vez nos pueden perjudicar en más de una ocasión.

Hay que explorar, conocer a fondo el mapa, y la criatura a la cual nos enfrentamos para sacar el mayor provecho en todo momento. Gran parte de la Expansión tiene lugar en el Arroyo de Escarcha, la nueva localización del juego. Me gustó mucho como esta implementado el tema del frió, como afecta al combate en si y a nosotros mismos. Contamos con una nueva ciudad: Seliana. Lugar que hace de base de operaciones al igual que Astera en el juego base. Al principio se nos puede hacer complicado reconocer donde esta ubicado cada NPC, pero a la larga me resulto muy cómodo todo, contamos con algunos personajes y funciones nuevas como la forja. Lugar en donde obtendremos gran cantidad de objetos especiales dependiendo de nuestra suerte e ingenio. 



Al igual que en el juego base, Monster Hunter es un juego en donde no se trata de atacar a lo loco, sino de como hacerlo y en que momento. Los jugadores veteranos que llegan a esta expansión se van a llevar una gran sorpresa al enfrentarse con las nuevas subespecies de monstruos, ya que en aspecto se podría decir que no cambian mucho, pero en cuanto a las mecánicas es un cambio abismal. Los bichos ahora cuentan con un nuevo set de movimientos, adaptarse a estos cambios va a ser vital para poder sobrevivir.

Por fortuna nosotros también contamos con un renovado arsenal para hacerle frente a esta expansión. Cada una de las 14 armas cuentan con nuevos movimientos, ademas de todo lo relacionado al rango maestro tanto de armas como armaduras. También podemos equipar pendientes gracias al nuevo rango de maestro que son similares a las joyas del base. A su vez la garra para la eslinga se roba toda la atención, esta nueva herramienta nos permite colgarnos de los monstruos con el fin de complicarles la vida. Tenemos un gran abanico de opciones para ellos, podemos dañar una parte en especifica de forma temporal para acto seguido atacar en ese lugar y producir mucho más daño; disparar toda la munición de la eslinga para hacerlos caer o chocar contra un muro son algunas de las posibilidades. 

Dicha garra hace que el gameplay sea aun más dinámico, ya que se agrego la opción de utilizarla con el arma desenfunda de esta forma todo resulta muy natural. Al principio es una mecánica que no vamos a entender del todo, pero una vez que la dominas y adaptas tu juego a ella todo va a resultar más fácil. Cabe destacar que si bien el juego no es difícil, ahora es todo más exigente.


La versión base, en la campaña, pecaba de ser algo fácil y funcionar más como un tutorial para el resto del juego. En cambio ahora ya notaremos que la campaña nos exige un poco más, no digo que llegue a ser complicado, pero si hay que analizar mejor las situaciones en las que nos encontramos para triunfar. La estrategia y el juego en equipo son las llaves para salir victorioso. Si bien el juego se puede completar en solitario, con nuestro querido camarada Felyne jugar con amigos es diversión asegurada. Como todo en compañía de un amigo es mejor, en todo momento podemos pedir ayuda a 3 amigos para formar un equipo y salir de cacería.

En el Online al igual que el juego base funciona bien, tenemos amplías misiones para jugar en compañía. Dependiendo el tamaño del grupo la vida del monstruo a derrotar cambia, y las estrategias también. Nos encontramos ante un juego con una variedad muy alta, tanto en equipo como armas. Cada arma cuenta con su propio set de movimiento, y cuando jugamos en equipo cada uno debe cumplir un rol. La Katana va a la parte de atrás para no interrumpir al resto, el martillo se concentra en la cabeza mientras que un arquero u support se encarga de la retaguaRdia. Una tarea que puede parecer simple pero en la práctica es difícil de llevar a cabo. Situaciones como esta son las que nos esperan en el amplió mundo que nos ofrece MH World. Ese es solo un ejemplo de muchas composiciones que podemos utilizar para armar equipos y salir a cazar.

Audiovisual

Gráficamente cumple con creces al igual que el juego base, los escenarios congelados están representados a la perfección. Repleto de detalles, no solo se sienten vivos sino que te hacen sentir parte del mundo de Monster Hunter. El rediseño de los monstruos con la temática del frió es de gran nivel, ya que no solo cambia su aspecto sino sus mecánicas, son prácticamente enemigos nuevos. Destaco mucho el diseño de las armas y las armaduras, me parecen magníficos, al igual que los nuevos personajes (NPC). 

Como de costumbre, la banda sonora es muy buena, los efectos sonoros del juego están a la altura. El voice acting de los personajes me parece todo un acierto, y la posibilidad de elegir entre tantos tipos de idioma, hasta el original de MH es excelente.

Camino al Platino

Una expansión de este calibre se merece una lista de trofeos completamente nueva con otro brillante trofeo de Platino. Así es, Monster Hunter World: Iceborne cuenta con una lista separada de trofeos que nos permite obtener un nuevo platino.  La lista de trofeos es bastante similar al juego base, lo primero que debemos hacer es completar la campaña. En el camino iremos consiguiendo varios trofeos relacionados a la misma, acto seguido nos concentraremos en farmiar materiales para ir mejorando nuestro equipo. Tenemos que conseguir varias partes de armaduras y armas del rango maestro, ademas de los nuevos tesoros del juego.

Acto seguido vuelve la ardua tarea de conseguir todas las coronas grandes y chicas, si platinaste el base ya sabes de que hablo. Sino aquí va la explicación: A lo largo del juego podemos toparnos con monstruos más grandes o chicos, esta medida esta definida por coronas y es completamente al azar. Por esta razón dependerá de la suerte de cada uno para conseguir hasta la última corona de oro.

En resumen, nos encontramos con un platino algo tedioso con un 5/10 en dificultad, que nos llevara más de 400 horas.

Conclusión

Capcom sigue haciendo las cosas bien con Monster Hunter World: Iceborne, nos encontramos ante una expansión en toda regla en donde no solo se agregan un par de mecánicas jugables, sino que dan un paso más para perfeccionar ese gameplay que ya rozaba lo perfecto. La campaña es muy dinámica y entretenida, el contenido que recibimos vale su precio. Ahora solo resta esperar por todo el contenido gratuito que llegará a partir del mes que viene.