COWCAT Games está de regreso con una nueva remasterización. En el pasado nos trajeron Xenon Valkyie +, una versión mejorada del título original de Diabolical Mind lanzado en PC; ahora con Riddled Corpses EX (primer título del mismo estudio) da un paso más, ofreciendo un juego que es digno de la palabra remaster para PlayStation 4, PS Vita (las versiones de PlayStation son Cross Buy) y Xbox One.

Historia


La premisa del juego es muy sencilla, pero funciona a la perfección. La humanidad desarrollo una “mente” maestra con el fin de ponerle un punto final a la maldad del mundo, pero sin querer crearon algo que se puso en contra de los humanos. Nos encontramos ante una invasión del mal, es decir, la tierra es invadida por Zombis, monstruos y criaturas con el fin de aniquilar todo a su paso.

Nuestro papel en el juego es acabar con todo a nuestro paso, para de esta forma evitar el fin del mundo. El modo historia en esta versión cuenta con nuevas cinemáticas para acompañar la narrativa. Contamos con un total de 6 personajes para elegir, en los cuales recae la ardua tarea de salvar al mundo. A lo largo de los 6 escenarios que componen al juego, nos veremos obligados a acabar con un sin fin de enemigos para llegar al jefe de área y derrotarlo.

La formula del juego funciona por si sola, la premisa es lo de menos, pero debo admitir que el argumento planteado me pareció de los más correcto y esta bien implementado en el juego. Las nuevas escenas le dan mejor forma a lo que se trata de contar y son todo un acierto.

Jugabilidad


Contamos con tres modos de juego bien definidos: Historia, Arcade y Supervivencia, y cabe destacar que en todo momento en PS4 podemos jugar en cooperativo Offline de a 2.

En el modo Historia como menciono anteriormente, nos enfrentaremos a todo tipo de criaturas a lo largo de los escenarios. La particularidad de este modo es que todo el oro y los progresos que realizaremos se guardaran al morir, es decir no lo perderemos y si llegamos al tercer escenario por ejemplo, arrancamos de ahí. Con el oro que conseguimos podemos mejorar a nuestros personajes y a su vez comprar nuevos, ya que al principio solo disponemos de uno. El juego en sí no es difícil a la larga, ya que a base de “farmear” oro y mejorar a nuestros personajes se nos facilitará más el recorrido.

Por su parte el modo Arcade es a la vieja usanza, ya que si morimos empezamos de 0. Lo bueno es que a medida que jugamos recibiremos mejoras en el juego de forma aleatoria como por ejemplo: Subida de nivel, vidas, dinamitas y el item de pausar el tiempo. A  excepción del item para subir de nivel, todos los mencionados están presentes en el modo historia, pero en menor medida.

Por último tenemos el modo Supervivencia, en donde nos invitan a superar oleadas de enemigos aleatorios. Con el fin de superarnos a nosotros mismos, y a su vez dejar una huella en los marcadores Online, en donde nos esperan oleadas de enemigos muy desafiantes. Por fortuna contamos con las mejoras obtenidas en el modo historia.

Pasando a las mecánicas de juego y el combate, todo es realmente muy simple y adictivo. Nos encontramos ante un twin-stick shooter de la vieja escuela, es decir en el juego nos moveremos y disparamos apuntando con los Sticks del Joystick. Tenemos a nuestra disposición dos items que son: La dinamita y los relojes que paran el tiempo, y más tarde podremos adquirir las torretas y ametralladora. De nosotros dependerá hacer buen uso de ellas, ademas de la ayuda en los escenarios que encontraremos con barriles y autos que explotan al recibir daño, por lo cual la estrategia estará presente en todo momento. Al realizar grandes cadenas de combos recibiremos mejores recompensas y un bonos de daño.

Las batallas con los jefes son de lo más desafiante del juego y sin duda lo mejor. Cada pelea que disputemos es única, contará con una estrategia en particular para triunfar y sacará lo mejor de nosotros. Pero como menciono anteriormente, lo único que veo como negativo es que el juego es que al principio puede ser muy desafiante, pero a la larga cuando mejoramos los personajes todo se vuelve simple.

Audiovisual


Gráficamente el título es nostalgia pura, nos encontramos con gráficos de 8/16 bits que nos recuerdan a los fichines de los años 80/90. Se notan mucho las mejoras ya que el juego va a 60FPS estables en consolas de mesa. En PS Vita por su parte el juego funciona muy bien, noté muy pocas caídas de frames. Por último y no menos importante cabe destacar los diseños de los personajes, los jefes finales y los escenarios.

Pasando a la banda sonora, en esta ocasión nuevamente Jorge Olivares (Giorgiost) fue el encargado de darle vida. El trabajo realizado es estupendo, ya que las melodías van al compás del juego ofreciéndonos un gran abanico de notas para cada escenario. Un gran detalle es que en todo momento podemos jugar con la banda sonora clásica u optar por la nueva versión que mantiene la esencia del juego.

Camino al Platino


Si vamos por el platino de Riddled Corpses EX, tenemos que tener en cuenta que puede parecer más difícil de lo que realmente es. Para conseguir el platino deberemos superar la historia del juego, el modo arcade y llegar a la oleada 5 en supervivencia. A medida que realizamos esos objetivos, iremos mejorando y desbloqueando el resto de personajes.

Cabe aclarar que si bien es necesario desbloquear a todos, solo necesitamos subir al máximo nivel a 4 de ellos (para todo el farming de oro, recomiendo utilizar al personaje que cuenta con la ventaja de doble oro.). Para finalizar deberemos conseguir un coleccionables de cada tipo, que serán objetos que encontraremos de forma aleatoria mientras jugamos y algunos trofeos varios que salen con tan solo ir por el resto de los trofeos.

En resumen nos encontramos ante un platino con una dificultad moderada de un 5/10, pero que nos llevará alrededor de 25 horas para conseguirlo.

Conclusión

Riddled Corpses EX es un título que me sorprendió gratamente, un juego que te atrapa desde el inicio. Las mecánicas jugables funcionan, nos dejan con unos combates muy adictivos y divertidos. Todo acompañado por un excelente apartado audiovisual, que nos recuerda a los videojuegos de antaño.