[Review] Shikhnodo: Soul Eater
Plataformas: PS4, PC y Switch
Generos: Arcade, Shoot ‘em up, bullet-hell
Desarrollador: DeerFarm
Editor: DeerFarm
Fecha de lanzamiento:  28 de agosto
Precio: $ 14 / £ 14/ ARS$ 129,99 en Steam
Idioma: Textos en Ingles

DeerFarm nos ofrece una nueva mirada al genero tradicional de shoot ’em up con Shikhnodo: Soul Eater. Nos encontramos ante un bullet-hell shoot ’em up que como su nombre lo dice, es un infierno de balas que no nos dará respiro. Si bien la ambientación en un mundo asiático bizarro junto a las bellas waifus, y esta mecánica tan peculiar es interesante, hay algo que no termina de funcionar como es debido. Por esta razón en las siguientes lineas te vamos a contar si vale la pena adquirir el título, esperarlo de oferta o pasar de el.

Historia

En este tipo de juegos lograr un argumento solido, en donde todo gire alrededor de una trama que sea atractiva es difícil de lograr. No digo que sea imposible, pero al menos en el caso de Shikhnodo: Soul Eater no se pudo darle una forma final a todas las ideas planteadas. El título nos presenta a dos muchachas: Grim Reaper y Girl, ellas se encuentran con la misión de escapar de los poderosos yokais. Para logra escapar con éxito y sobrevivir nos vamos a enfrentar a la mitología Asiática, por llamarle de alguna forma.

Cabe destacar que este argumento planteado es gran parte formulado por lo que el jugador interpreta, en esta caso quien escribe estas lineas. Ya que el título en ningún momento nos da un hilo conductor para seguir una trama, en vez de eso dejan todo al aire y listo. Si bien en este genero la historia pasa a un segundo plano, no me parece correcto dejar tan descuidado este punto, teniendo exponentes en el genero que cuentan con una historia de lo más interesante.

Jugabilidad


Al tratarse de un bullet-hell shoot ’em up poco tradicional, nos esperan escenarios cargados de enemigos a los cuales deberemos derrotar. Depende que personaje elijamos tenemos un set de “movimientos” por así llamarlo diferentes. Los controles son realmente sencillos, con un botón disparamos, con otro nos movemos, contamos con una habilidad especial que derrota a los enemigos en pantalla, y por último el sistema de almas. A medida que jugamos podemos usar dicha habilidad para ralentizar el tiempo para acto seguido esquivar las balas enemigas, cuanto más cerca estemos de ellas, más energía de alma acumularemos.

Al llenar dicha barra obtendremos una habilidad especial que desencadena en una transformación en la cual nuestras habilidades se potencian. Si bien esto dura poco tiempo, si lo sabemos manejar es un arma letal, ademas si contamos con puntos de almas adicionales, podemos usarlo para amplificar el combo, de esta forma extendemos el tiempo de dicha habilidad.

Cada escenario esta divido en dos fases, en una de ellas nos enfrentaremos a los enemigos menores por llamarlos de una forma, y en la otra al jefe de nivel. En total son 5 jefes que están distribuidos en los diferentes modos que cuenta el juego, Si bien en un principio da una sensación de variedad, a las pocas horas notaremos que es todo muy repetitivo, una de las grandes fallas del juego es que da un aire de ofrecer contenido pero el mismo carece de originalidad. Los modos de juego son los siguientes : Arcade, en donde veremos la esencia del juego; HardCore en donde todo es más difícil; y Customize en donde podemos personalizar nuestra experiencia jugable a nuestro gusto. Por otra parte tenemos el modo Boss Rush, en donde nos luchamos solamente contra los jefes de los niveles jefes, y el modo cooperativo para dos personas. Si bien uno generalmente piensa que jugar en cooperativo a un juego le aporta un extra, este no es el caso, ya que la formula sigue siendo la misma y todo termina siendo más denso que jugando solo. Por último cabe destacar que podemos elegir diferentes dificultades a los modos previamente explicados, de esta forma el reto será mayor.

Audiovisual


Gráficamente el juego cuenta con una estética peculiar que nos llamara la atención, pero que carece de profundidad. Apuesta por unos entornos sombríos, carentes de vida y muy vacíos. Los diseños de los enemigos son muy malos, solo destacan los jefes finales, que pese a ser bizarros están bien logrados.

La banda sonora es muy buena, es una mezcla de música japonesa con electrónica, que si bien puede parecer muy rara al principio, nos terminará gustando. Las batallas contra los jefes suben un nivel más gracias a dicha banda sonora, hay que destacar que cada jefe cuenta con ciertas melodías especiales. El título llega con textos en Ingles.

Camino al Platino


Si vamos por el platino de Shikhnodo: Soul Eater nos encontramos ante una lista de trofeos que puede parecer fácil, pero no lo es. A medida que jugamos iremos sacando varios trofeos relacionados a completar todos los modos, el problema viene con los trofeos de completar dichos modos sin continuar. Convierten al título en un completo infierno que le hace honor a su nombre, ya que solo lo lograran los verdaderos fans del genero que acepten el reto.

En resumen, nos encontramos ante un platino con un 8/10 en dificultad, que puede llevar más de 50 horas en obtener en donde todo se reduce a la habilidad a la hora de jugar.

Conclusión

Shikhnodo: Soul Eater cuenta con una premisa e ideas interesante que fuero muy mal ejecutadas, a esto se le suma que el apartado gráfico es muy malo. Las mecánicas jugables son simples, pero al carecer de contenido todo termina siendo muy repetitivo, es un juego que no recomiendo, a menos que nos gusten probar cosas nuevas.