Sphinx
Plataformas: Nintendo Switch | PC
Género: Aventura | Acción
Desarrollador: Eurocom
Editor: THQ Nordic
Lanzamiento: 29 de enero de 2019 (Switch) | 10 de noviembre de 2017 (PC)
Precio: Switch $29,99 | PC $179,99
Idioma: Textos en Inglés | Español | Francés | Alemán | Italiano | Coreano

Allá por el año 2003 salía para PlayStation 2, Gamecube y Xbox Sphinx and the Cursed Mummy (traducido inexplicablemente como Sphinx y la Maldita Momia), que de la mano de la entonces desarrolladora Eurocom y con el apoyo de THQ, llamaba mucho la atención. Esto se tradujo en buenas críticas por parte de muchos medios especializados, que igualmente no lograron que el juego termine destacándose entre la comunidad de jugadores.

Unos quince años después,  desde THQ Nordic decidieron que era tiempo para darle otra oportunidad lanzándolo para Nintendo Switch. Nosotros tuvimos la oportunidad de probarlo y a continuación podrán saber todo lo que necesitan si están con dudas de comprar  Sphinx and the Cursed Mummy.

El juego nos presenta a dos personajes: Sphinx y Tutankamón, ambos personajes jugables y cada uno con sus particularidades. Comencemos por Sphinx: este semidios -mezcla de hombre y león- comienza su aventura cuando es encomendado encontrar la espada de Osiris junto con Horus, quien en esta historia tiene el status de semidios como Sphinx. Al superar los retos que se le presentan y conseguir la espada de Osiris, nuestro protagonista está obligado a viajar a su hogar sin utilizar los portales que lo transportaron hasta la localización de al espada, debiendo en consecuencia cruzar el Antiguo Egipto de distintas formas.

Sphinx

En cuanto a Tutankamón (o Tut, como el propio juego lo presenta), conoceremos que, en el día de su cumpleaños, su hermano Akenatón planea asesinarlo y modificarlo, logrando así su objetivo de convertirse en faraón. Debido a que (por error) Sphinx termina interrumpiendo el ritual, Tutankamón termina momificado y muerto, aunque no totalmente. Para poder regresar a su vida normal, Tut debe encontrar distintas urnas en las que se encuentra su alma. Así es como dan comienzo estas historias en las que abundarán los momentos graciosos (sobre todo cuando controlemos a Tut) y que, aunque su profundidad no es destacable ni nos encontraremos con una historia que nos haga estar sentados al filo del sillón, es una historia que se encuentra bien contada y que une mitología con realidad tomándose varias licencias que calzan perfectamente con la forma en que quieren expresarla.

A lo largo de nuestra aventura como Sphinx pasaremos por ciudades en las que deberemos hablar para conocer un poco más sobre el lugar donde nos encontramos y qué problemas tienen los que viven en ellas. Algunos nos darán encargos que serán esenciales para ingresar a nuevos lugares y, por ende, obtener beneficios que nos ayudarán a lo largo de la historia. Podremos buscar coleccionables y hasta atrapar monstruos que en ciertos momentos serán claves para avanzar en la historia.

Sphinx

El título tiene una buena duración, la cual aproximadamente está entre las 15 y 20 horas dependiendo la forma de jugar, aunque en su mayoría la pasaremos controlando a Sphinx, quien es el que posee la mayoría de las habilidades dentro del juego. Ahora hablaremos de ello, pero con Tut únicamente deberemos resolver acertijos y puzzles para obtener las urnas con su alma. En cuanto a su dificultad, no es muy elevada, aunque existen algunos jefes que nos pondrán las cosas más que complicadas si no somos precavidos.

Así como la historia, la jugabilidad entre ambos personajes es completamente distinta. Si controlamos a Sphinx, tendremos mayor libertad de movimientos ya que en él está la responsabilidad de batallar contra los enemigos que enfrentemos. A medida que avancemos, iremos obteniendo distintas habilidades que ampliarán el repertorio de Sphinx. En cuanto a Tut, al ser una momia y ya estar muertos, esa es nuestra mejor arma. No seremos atacados por nadie, y nuestra única obligación será la de resolver puzzles dentro de las pirámides. Para ello utilizaremos todo nuestro ingenio mientras electrocutamos, quemamos y muchas cosas más el pobre cuerpo momificado de Tut para lograr avanzar.

Sphinx

Al ser un juego de acción en tercera persona, la cámara debería estar lo mejor calibrada posible para dar una buena experiencia de juego, principalmente cuando controlamos a Sphinx. Aunque no está mal, hay momentos en que la cámara termina por posicionarse de maneras incómodas para luchar con enemigos o ver lo que nos rodea, lo que repercute de forma negativa en la experiencia de juego. Los saltos tampoco son lo precisos que deberían ser, ya que muchas veces aunque calculemos bien el momento y la distancia, terminamos cayendo de igual forma. Al ser un título con varios años a cuestas, podrían haber realizado algunas modificaciones más sustanciales a estos apartado, los cuales mejorarían mucho la experiencia de juego.

Sphinx and the Cursed Mummy es una remasterización del título lanzado hace casi 15 años, aunque su apartado gráfico no lo acusa. Los escenarios están bien realizados, aunque algo falto de detalles, y el diseño de los personajes con un estilo caricaturesco es un gran acierto, sobre todo de la forma en que se cuenta la trama principal de ambos protagonistas. La esencia del Antiguo Egipto se encuentra bien aplicada para lo que los desarrolladores quisieron lograr, algo que muchas veces no es tan fácil de hacer. En cuanto al sonido, pasa sin pena ni gloria en todo momento. Los personajes no tienen voz, por lo que los temas de fondo podrían haber tenido un poco más de protagonismo.

Sphinx

Como conlusión, podemos decir que Sphinx and the Cursed Mummy es un buen título para aquellos amantes del género y que deseen pasar unas buenas horas con una historia graciosa y entretenida, aunque debiendo tener en cuenta que no es un título que sobresalga en ninguna de sus facetas. Sin lugar a dudas, vale la pena probarlo.