Compartir

Star Wars Battlefront tuvo la notoriedad de ser un juego sin contenido. La ausencia de campaña single player, la falta de mapas y la dependencia de un pase de temporada pago para agregar más cosas, fueron las quejas más importantes contra el reboot de una querida serie de juegos de Star Wars. Star Wars Battlefront II ha sido una respuesta directa a los comentarios de los fans, abordando cada una de las quejas que surgieron para crear un juego mucho más sólido y lleno de contenido a diferencia de su antecesor. Además, ahora mantiene a todos los jugadores unidos al ofrecer temporadas gratuitas de contenido adicional para todos en lugar de complementos pagos, aunque ese contenido gratuito tenga un costo, tan siniestro como suena. Battlefront II es un juego divertido y mucho más completo que su predecesor, aunque no carece de fallas.

Sé que estás esperando que hable sobre las microtransacciones, las famosas cajas y cómo Battlefront II apesta a esquemas de pago de juegos móviles, pero ya lo hablaremos. Primero tengo que elogiar al resto del juego. Fuera de la implementación de las mecánicas de pago, que realmente le da a los jugadores una ventaja en la batalla (y algunas veces algo más que eso), Star Wars Battlefront II podría haber sido uno de mis juegos favoritos este año. La campaña es una aventura de Star Wars bastante predecible, los Asaltos Galácticos capturan cierta sensación de Star Wars, y los Starfighter Assault son bastante adictivos de jugar.

Lo nuevo en Battlefront II es una campaña de un solo jugador. Sin decir mucho, la campaña es Star Wars Episodio 6.5. Aunque se centra en Iden Versio como comandante imperial y lo que atraviesa después de la destrucción de la segunda Estrella de la Muerte, en nuestro camino nos cruzamos con muchos otros personajes conocidos, ocasionalmente brindando la oportunidad de jugar como ellos. Esperaba una historia secundaria deslucida que apenas tocara el canon mayor, pero me sorprendió gratamente encontrar un arco narrativo convincente, personajes distintos y una historia que es completamente Star Wars hasta el final. Una escena en particular muestra el régimen excepcionalmente nazi del Imperio desde el interior y crea una confrontación bastante fascinante para los personajes involucrados. Es poco después de esta escena que la historia de Iden Versio se vuelve bastante predecible.

Iden y los otros miembros de Inferno Squad están lejos de ser personajes bidimensionales, y cada interacción con jugadores conocidos del canon Star Wars generalmente se siente como un momento significativo en lugar de un fan service. El conocimiento de la saga de Skywalker es tan central en la campaña de Battlefront II que no me sorprendería ver que elementos sembrados aquí sean mostrados en las próximas películas. A pesar de ser una campaña bastante corta (en más o menos 4 horas pude completarla en dificultad normal) la producción es impresionante y muestran que el modo para un solo jugador no se agregó sólo para apaciguar a los fanáticos.

El modo de juego de la campaña no difiere demasiado de lo que hace que el modo de juego multijugador sea tan divertido, pero tampoco parece que haya sido improvisado a partir de restos y piezas del mismo. Hay una cohesión que hace que se sienta como parte del paquete completo y que a la vez sea totalmente propio. El modo de un jugador también se extiende a una serie de escenarios de batalla en modo arcade, ocho para el lado luminoso y ocho para el lado oscuro, cada uno con tres niveles de dificultad. Estos escenarios arcade imitan la jugabilidad multijugador y brindan la oportunidad de acostumbrarse al combate y a los personajes antes de llevarlos al PvP.

El modo Arcade es también el lugar donde puedes participar en juegos cooperativos de pantalla dividida y juegos personalizados, pero también es donde entra en juego una de las tácticas poco respetables de EA. Cada escenario de Arcade premia a los jugadores con 100 créditos al finalizar, pero después de ganar 500 créditos, hay un bloqueo de tiempo antes de que puedas obtener más. Tenga en cuenta que el juego nunca te advierte sobre esto. No fue hasta que terminé el 4to escenario de batalla y me encontré con una pantalla que decía “Gana más créditos en 14 horas”, que me di cuenta de que ninguna otra partida de Arcade sería recompensada. Entiendo que quieran detener el farmeo de créditos, pero este límite son solo el 13% de la cantidad requerida para la caja más cara, y menos del 25% de la cantidad requerida para la caja más barata. Como referencia, las partidas multijugador de Galactic Assault generalmente otorgan entre 300 y 400 al finalizar, dependiendo de mi rendimiento.

Desde el diseño artístico de los niveles y los personajes, los efectos visuales de las explosiones, disparos láser, y el diseño de sonido y música, crean una experiencia que es simplemente Star Wars. La riqueza de los mapas es variada, cada uno tan divertido e interesante como el anterior, y atacar o defender es una experiencia diferente en cada instancia, por lo que nunca se vuelve aburrido. Las cuatro clases proporcionan estilos de juego distintos que son muy divertidos de explorar, especialmente cuando comienzas a personalizarlos usando Star Cards, incluso si el sistema de progresión es un matrimonio fallido entre las recompensas por el pago de dinero y el azar sobre un avance significativo por utilizar determinada clase.

Galactic Assault es un modo basado en objetivos enfrenta el lado luminoso contra el lado oscuro a través de las eras, con modelos de personajes de cada clase individual que encajan en el marco de tiempo y entorno respectivos en los que luchan. Las cuatro clases principales, junto con algunas clases avanzadas, se representan de forma diferente dependiendo del mapa. Si estás en Kamino, será droides de batalla contra los clone troopers y si estás en Tattooine es una lucha entre las fuerzas rebeldes y el poder del ejército de Stormtroopers aparentemente interminables del Imperio. Es solo otro detalle que hace que cada momento en Battlefront II sea tan auténtico para la experiencia de Star Wars. Los héroes son la excepción a esto, por lo que es posible ver a Rey peleando en la era de las Clone Wars, y que Yoda aparezca en las batallas de la trilogía moderna.

Mi kriptonita personal es el modo Starfighter Assault. El vuelo se siente genial de controlar, y la interfaz de usuario, aunque un poco abarrotada e intimidante al principio, crea un espacio tridimensional fácil de navegar y facilita el disparo de enemigos en movimiento. Estos mapas enormes son el equivalente del Galactic Assault en términos de atacar, defender y múltiples objetivos que deben completarse para ganar, solo que esta vez estás en el asiento del piloto. Starfighter Assault logra equilibrar el inevitable caos de las batallas espaciales de Star Wars con un diseño amigable para el jugador que significa que cada escenario se siente auténtico y divertido. Es un tema que resuena a través de Star Wars Battlefront II: autenticidad para la fantasía de Star Wars.

Cada mapa de Galactic Assault y Starfighter Assault es un momento del otro lado del canon de Star Wars, es decir, cada una es una batalla que se insinúa pero nunca se muestra explícitamente en detalle. Battlefront II aprovecha esta oportunidad para explorar lo que podría haber sucedido entre los restos justo después de la explosión de la Estrella de la Muerte II, por ejemplo, o después del asalto AT-AT inicial en Hoth. Haciendo honor a su nombre, se destaca por sumergirse más profundamente en los frentes de batalla de Star Wars, actuando como una especie de material complementario a las historias principales que se cuentan sobre los héroes. Estas son las historias de los soldados de rango bajo.

Si todo eso no es suficiente (y confía en mí, lo es), también está el modo Heroes vs. Villanos que obviamente enfrenta a un equipo de cuatro héroes contra un equipo de cuatro villanos; Strikes, que son esencialmente ataques Asaltos Galácticos menores con objetivos singulares; y Blast, tu deathmatch básico de equipo. Si bien solía pasar la mayor parte de mi tiempo en los modos de asalto mucho más intensivos, cada una de estas opciones solo agrega y diversifica el contenido que ofrece para casi cualquier estilo de jugador que quiera vivir la fantasía multijugador emocionante de Star Wars.

A pesar de todo lo que es bueno en Star Wars Battlefront II, hay una piedra en el zapato y es gigante. Hablemos de la progresión y las cajas. Trataré de explicar las monedas y la progresión multijugador de la manera más simple posible. En primer lugar, Battlefront II tiene tres monedas: Créditos, Cristales y Piezas de fabricación. Los créditos se obtienen a través del juego (y se otorgan cuando obtienes un duplicado en una caja), y los Cristales son la moneda monetizada. Ambos pueden obtenerse en cantidades muy limitadas a través de logros, y ambos se utilizan para comprar cajas, que contienen Star Cards y elementos de personalización para tus héroes, troopers y Naves.

Las Star Cards son opciones de modificación para las distintas unidades del juego, tanto para cambiar como para mejorar las habilidades. Una carta podría dar una torreta de iones que reemplace al escudo del soldado pesado, y otra podría disminuir el tiempo de reutilización antes de que comience la regeneración de la salud. Las Star Cards pueden adquirirse aleatoriamente en cajas, o comprarse directamente usando Piezas de Fabricación que se obtienen a través de cajas y logros. Las Piezas de Fabricación también se utilizan para actualizar Star Cards a través de sus cuatro niveles de rareza, desde lo común hasta lo épico.

Para actualizar una Star Card, debes tener cantidades crecientes de Piezas de Fabricación, y llevarse a niveles específicos por rareza. Un requisito es el nivel multiplayer general de cuenta, mientras que el otro es el nivel de Star Card del trooper. El nivel de Star Card se determina simplemente por la cantidad de Star Cards que tenga para esa clase en particular, no a través del uso, la habilidad o cualquier tipo de progresión que en realidad requiera el uso de la clase para avanzar.

Mientras que las Star Cards de rarezas épicas no se pueden ganar en botines, las primeras tres rarezas sí se pueden, y no hay restricciones para equiparlos (a diferencia de las mejoras que se bloquean detrás de la nivelación y para obtener incluso más Star Cards). Si recibo una torreta de centinela mejorada de nivel excepcional para mi oficial, puedo equiparla de inmediato, ya sea que haya utilizado alguna vez la clase de oficial o no. De lo contrario, necesitaría crear Star Cards para el oficial para subirle de nivel, luego asegurarme de que mi cuenta esté en el nivel 15, y luego tener las 240 piezas de fabricación para comprar la actualización de rareza.

En general, es simplemente un sistema malo y complicado. La progresión está ligada a un nivel de aleatoriedad y monetización, y de ninguna manera tiene en cuenta o recompensa jugar el juego con clases específicas. El gameplay es solo una puerta de entrada para poder ganar suficiente dinero para tirar los dados a la suerte o crear Star cards que necesites. La excepción a la restricción de las cartas épicas es la Edición Elite Trooper del juego, que inmediatamente les da a los jugadores unas Star Cards de nivel épico como granadas térmicas mejoradas y escudos mejorados. Cualquiera que haya decidido desembolsar más dinero tiene una ventaja objetivamente notable sin haber jugado el juego. Y cualquiera que opte por continuar pagando dinero en este sistemas de azar estará posicionado para desempeñarse mejor en las diversas escaramuzas y batallas. Dicho en pocas palabras el juego es 100% PAY TO WIN al nivel de juegos móviles desarrollados sólo con ese fin.

Hay un faro de luz en el horizonte. DICE claramente ha estado tomando los comentarios de los jugadores en cuenta. Star Wars Battlefront 2 es totalmente una respuesta a los comentarios y críticas del primer juego. Estaban muy abiertos a hacer cambios después de la versión beta, y más recientemente, hicieron un cambio rápido y drástico en el costo del desbloqueo de héroes debido a las protestas masivas. Los cimientos de Star Wars Battlefront II están hechos de responder a los comentarios de los jugadores. Si DICE continúa con esa cultura, veremos una mejor forma de Battlefront II y evolucionaremos hacia un mejor juego.

El primer DLC llegará el 5 de diciembre, con dos nuevos personajes, un nuevo mapa de Galactic Assault, un nuevo mapa de Starfighter Assault y tres nuevas misiones de campaña, todo gratis para los jugadores que posean el juego. Y eso es solo el comienzo. Básicamente es un goteo progresivo de contenido similar al modelo de Overwatch.

DICE necesita desentrañar la monetización y la progresión, manteniendo todos los elementos que dan a los jugadores una ventaja en la batalla, lejos del dinero del mundo real. La progresión debería sentirse como una recompensa por jugar el juego, no por pagar el juego. Es decepcionante que esta conversación se deba tener en un título tan asombroso. Star Wars Battlefront II es una experiencia increíblemente divertida y con todas las funciones, sin importar en qué rincón de la galaxia o época de la historia vayas. La autenticidad de Star War se puede sentir en todas partes, pero las microtransacciones descaradamente depredadoras son una plaga, una fuerza que estrangula la vida de lo que de otro modo sería uno de mis juegos favoritos este año.