Plataformas: PC (Microsoft Windows) / PlayStation 4 / Xbox One / Nintendo Switch
Géneros: Aventura, Arcade
Desarrollador: SEGA
Editor: SEGA
Fecha de lanzamiento: 29 Octubre 2019
Precio: 40 USD
Idioma: Inglés

Recuerdo cuando la Nintendo Switch fue presentada en 2017, que varios desarrolladores externos subieron al escenario para anunciar un soporte bastante fuerte para la plataforma. Entre los trajes y personalidades estaba Toshihiro Nagoshi. Naturalmente, estaba allí para representar a Sega como su principal oficial creativo, pero seguramente su presencia estaba insinuando el regreso de Super Monkey Ball. El juego no fue solo la creación de Nagoshi, sino que también fue el primer juego oficial de Sega en una consola para su antiguo rival, un título de lanzamiento para GameCube. Más de dos años después, y finalmente sucedió, no solo para Switch sino para todas las demás plataformas.

Sin embargo, no es exactamente el retorno que uno hubiera esperado. En lugar de remasterizar el primer (y el mejor) juego o su secuela igualmente decente, Sega ha optado por volver a visitar la entrada divisiva de Wii, Banana Blitz, infame por usar controles de movimiento pésimos. La buena noticia es que, además de alcanzar una resolución HD sólida y 60 fps, los controles de movimiento ya no son obligatorios.

Monkey Ball

Para ser más precisos, la forma en que funciona Super Monkey Ball es que no controlas al mono en la pelota sino que inclinas todo el nivel y dejas que la gravedad se encargue de las cosas. Sin embargo, esta idea se vuelve bastante confusa ya que Banana Blitz también introduce un botón de salto. No es solo un truco opcional barato, ya que algunos niveles son simplemente imposibles de pasar sin él (de manera similar si tratas de tomar un atajo). Es una de las cosas que desanimará a los puristas de Monkey Ball.

Y luego están las batallas contra jefes, ¿batallas contra jefes? ¿En un juego de Monkey Ball ? Por supuesto, esto también requiere saltar para alcanzar puntos débiles, lo que se siente como una pelea de jefe muy decepcionante de un mediocre juego de plataformas en 3D, aunque con una cámara frustrante y la facilidad de ser lanzado fuera del mapa.

Monkey Ball

Aún no he superado el nivel infernal en espiral en el Volcán, y me pregunto qué cuantos malabares se realizaron para completarlo en la Wii. Mientras que los juegos originales tenían diferentes niveles difíciles y, naturalmente, proporcionaban más niveles a medida que aumentaba la dificultad, aquí hay una inconsistencia exasperante: En un momento estas en el nivel más frustrante y al siguiente pasas en dos tiros.

Sin embargo, para aquellos que persisten, hay al menos un premio esperándote. El propio Sonic the Hedgehog de Sega (en su forma clásica y más redonda) es un personaje desbloqueable, mientras que todos los niveles de plátanos se convierten en anillos con efectos de sonido de la vieja escuela. Es un buen toque seguro, aunque es discutible si vale la pena soportar la tortura

Monkey Ball

Luego están los minijuegos, de los cuales solo 10 han sobrevivido de los 50 de la versión de Wii, probablemente lo mejor. Afortunadamente, Monkey Target, que ha existido desde el principio, está presente y es divertido, pero al igual que el botón de salto, muchos de estos también parecen cosas descartables ¿Snowboarding? ¿Un juego de naves espaciales? ¿Aplastar un topo? ¿Qué tiene que ver eso con Super Monkey Ball?

En general, es un retorno que, a pesar de la presentación mejorada, es tan desigual como algunos de sus niveles. Al principio puede sentirse bien poder finalmente volver a jugar un juego de Monkey Ball después de todos estos años, pero es decepcionante saber que había mejores opciones en la serie.