Compartir

Un detective con bigote, un tren llamado Orient Express y un grupo de sospechosos, si estás pensando en la reciente película llamada Murder on the Orient Express o una novela de Agatha Christie sería comprensible. Ciertamente, parece que THQ Nordic pensó que lo estaba haciendo con su viejo juego de Point & click llamado The Raven: Legacy of a Master Thief. Originalmente lanzado en 2013, el juego ha sido remasterizado y se llama, como era de esperar, The Raven Remastered.

El juego se ajusta al ritmo más lento y más sedado de este tipo de historia. Está dividido en tres capítulos de una manera bastante inteligente. Pasas la mayor parte del tiempo jugando como el detective principal del juego. No, no es Hercule Poirot, sino el estoico suizo Anton Zellner. Termina siendo un personaje bien desarrollado y, en el transcurso del juego, pude disfrutar de su ingenioso humor.

Hay diferentes escalas de remasterización y The Raven Remastered toma una cantidad decente de libertad al aplicar ese término. Esta no es una reconstrucción “desde cero” sino más bien un ajuste del producto original. Las animaciones se suavizan y también se han aplicado algunos efectos modernos de iluminación natural y sombreado. El lanzamiento original alcanzó un nivel estético agradable y esta versión es realmente una aplicación de una nueva capa de brillo técnico. Los modelos de personajes fueron exagerados y siguen siéndolo en esta version. Con un género de juego diferente, digamos un FPS, una actualización tan modesta sería recibida con desdén, pero dado el ambiente y la era del juego – 1964 – los gráficos funcionan muy bien al recrear la atmósfera de un misterio antiguo.

Como corresponde con una novela policíaca, gran parte de la jugabilidad gira en torno al cuestionamiento de los pasajeros en el tren y aquí es donde brilla el juego. Cada uno de los personajes son, bueno, personajes. Todos ellos tienen sus propias historias y pasados interesantes y la actuación de voz es muy sobresaliente. Ocasionalmente, las conversaciones pueden alargarse demasiado, pero la mayoría de ellas tienen la duración justa para evitar que la historia se estanque. Junto con las conversaciones, pasarás una gran cantidad de tiempo investigando. Esto incluye analizar objetos como pinturas. Tendrás que almacenar objetos en tu inventario y presentarlos a otros personajes para desbloquear más opciones de diálogo para descubrir más información. The Raven Remastered también contiene una serie de acertijos para desafiar a tu cerebro.

A medida que juegas cada capítulo, aparecen ciertos vacíos e inconsistencias en la historia, pero esto es por diseño en lugar de pereza o supervisión. El tercer capítulo proporciona las piezas faltantes y reúne todo al final del juego. Esta estructura narrativa y la historia en general realmente te ayudan a mantenerte comprometido mientras tratas de descubrir quién es el misterioso ladrón que se hace llamar The Raven y capturarlo. Junto con un estilo de arte excepcional y detallado que realmente desarrolla el ambiente de la historia tendrás un juego misterioso que todos deberían encontrar lo suficientemente digno como para jugar.