Windjammers
Plataformas: Nintendo Switch | PS4
Género: Arcade | Deportivo
Desarrollador: Data East
Editor: DotEmu
Lanzamiento: 23 de octubre de 2018 (Switch) | 29 de agosto de 2017 (PS4)
Precio: Nintendo Switch U$S 14.99 | PS4 U$S 14.99
Idioma: Inglés | Español | Francés | Alemán | Italiano

Hay juegos que aunque pase el tiempo no pierden su esencia ni su diversión, y que además sirven como inspiración para nuevas propuestas. Windjammers es uno de estos casos. Lanzado durante los años 90 -1994 para ser más exactos- para Neo-Geo, este año vió la luz en Nintendo Switch con algunas novedades respecto de su lanzamiento original que se condicen con todo lo que nos pueden ofrecer las nuevas tecnologías.

Windjammers se trata de una batalla de frisbees entre dos jugadores, en el que intentaremos anotar puntos en el arco contrario mientras nuestro rival trata de hacer lo mismo. La premisa es sencilla, aunque hay muchos condimentos que hacen que esto no resulte lo fácil que podría esperarse. El campo de juego es cerrado, por lo que el frisbee irá rebotando contra las paredes o contra los obstáculos que estén incluidos en los distintos escenarios, que irán cambiando su trayectoria, obligándonos a pensar un poco hacia dónde dirigir nuestro jugador para que no nos anoten puntos.

Los puntos que nos otorgan durante una partida en Windjammers está divida dependiendo la zona en la que el disco ingrese, pudiendo ser de 3 o 5 puntos. Para ganar un partido deberemos marcar primeros 12 o más puntos en dos sets. Si el disco cae al suelo en nuestro campo nos penalizarán con dos puntos, los cuales se añadirán al marcador de nuestro rival y viceversa. Cada jugador posee la habilidad de realizar un desplazamiento rápido para intentar llegar más velozmente al espacio donde irá el disco o donde intuyamos que irá.

Como muchos juegos de la época, Windjammers no posee un gran listado de jugadores a elegir ya que solamente disponemos de 6: Loris Biaggi (Italia), Steve Miller (Reino Unido), Gary Scott (Estados Unidos), Klaus Wessel (Alemania), Hiromi Mita (Japón) y Jordi Costa (España). Cada uno de estos personajes tendrá sus habilidades propias que lo diferencia del resto, así como un lanzamiento especial que complicará las cosas más de una vez.

En cuanto a los modos de juego podremos seleccionar entre Partida Local y Partida Online, cada uno con sus opciones. En Partida Local podremos seleccionar entre los siguientes modos:

  • Arcade: En este modo elegimos uno de los seis personajes que tenemos a disposición a fin de derrotar a los 5 restantes, así como a nuestro propio jugador, dando un total de 6 batallas, pudiendo elegir la dificultad la cual variará entre fácil, normal o difícil. Podremos jugar además en modo infinito, donde jugaremos hasta perder o abandonar.
  • Minijuegos: Durante el modo arcade nos encontraremos con dos minijuegos, Dog Distance y Bolos, los cuales podremos jugar nuevamente en Partida Local. En el primero tomaremos el control de un perro que intentará atrapar el frisbee mientras esquivamos a las personas que están en la playa, intentando realizar la mayor cantidad de metros posibles. En cuanto a los Bolos, deberemos tirar todos los bolos con nuestro frisbee mientras intentamos hacer la mayor cantidad de puntos.
  • Duelo: Podremos desafiar a un amigo a jugar contra nosotros de forma local.
  • Inalámbrico: Podremos jugar contra otro jugador que tenga su propia Switch de forma inalámbrica.

En cuanto a Partida Online tendremos la posibilidad de jugar con cualquier persona a través de internet, aunque para hacerlo necesitaremos estar suscriptos al servicio online de Nintendo Switch. Esta forma de juego tiene disponible tres modos: partida rápida, donde nos enfrentaremos a un jugador al azar; partida igualada, donde jugaremos partidos clasificatorios; y partida personalizada.

 

Al ser un juego de los años 90, y al haber sido porteado para esta generación de consolas, los gráficos y la música son acordes a la época, no sufriendo modificaciones a lo que el juego original ofrecía. Es muy probable que los gráficos pixelados den cierta nostalgia para aquellos que crecimos en esa época, aunque también puede ser algo que no llame la atención para los usuarios más nuevos.

En cuanto al precio, es de 15 dólares tanto para Nintendo Switch como para PlayStation 4, algo que puede ser considerado caro para lo que nos ofrece el juego, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor modificación respecto de su lanzamiento en 1994 es el modo online.

Como conclusión, Windjammers es un buen port del juego lanzado en 1994 para Neo-Geo que cumple con su finalidad, entretener por determinada cantidad de tiempo a cualquier usuario que lo adquiera. Sus modos de juego para un jugador pueden terminar siendo tediosos si no pueden utilizar el modo online, lo que le resta puntos, aunque no deja de ser una muy buena opción siempre que se le dé la oportunidad.