Compartir

El equipo a cargo del juego creía que el proyecto era demasiado prematuro como para mostrarlo en la feria. El CEO dijo otra cosa.

En general se tiende a recordar que el E3 2012 fue bastante poco atractivo, en parte por el desgaste de la entonces actual generación y por la falta de grandes anuncios que removieran un poco la industria. Quizás por eso, también se recuerda a Watch Dogs como el punto álgido de todo lo enseñado en la feria de aquel año.

Y Watch Dogs originalmente no iba a mostrarse en ese E3.

Hablando con Edge, el diseñador de Ubisoft Montreal reconoció que la presencia del juego en la conferencia de Ubisoft fue una idea exclusiva del CEO de la compañía, Yves Guillemot. “Nos forzaron a mostrar el juego. No sabíamos como serían las nuevas consolas, así que básicamente Watch Dogs fue un juego de la séptima generación desde sus comienzos”, dice Morin, agregando eso sí que el equipo siempre pensó en Watch Dogs de forma que pudiera amoldarse a lo que ellos creían que sería “el futuro de los videojuegos”.

Morin reconoce que el equipo de desarrollo pensaba que hacer pública la existencia de Watch Dogs por aquellas fechas era algo demasiado prematuro. Sin embargo, Guillemot quería otra cosa y por tratarse del CEO, hay que hacer caso. Por aquellos días, el mismo Guillemot andaba reclamando que la creatividad se les estaba acabando por falta de nuevas consolas, así que quizás fue su forma de hacer presión.

El resto es historia: el juego saldría a finales de 2013 junto a Xbox One y PS4, pero a última hora el estudio decidió retrasar el lanzamiento para mejorar todo lo que debía ser mejorado. Watch Dogs saldrá a la venta el próximo 27 de mayo.

Link: Videogamer