Compartir

La reestructuración de Airtigh Games ha terminado en cierre de la compañía de Redmond tras diez años de desarrollos en los que han producido juegos como Dark Void, Quantum Conundrum o el más reciente, Murdered: Soul Suspect, lanzado hace un mes.

Aunque la compañía no ha hecho un comunicado oficial, su local y equipo de oficinas ya ha sido vendido. GeekWire ha encontrado un aviso en el que se indica que efectivamente la compañía cierra sus puertas, e incluso ha podido fotografiar el interior, donde se encuentran algunos de los premios obtenidos en el E3 2013.

En los despidos de abril se dijo que “despedimos ayer a 14 miembros de nuestro equipo como parte de una necesaria reestructuración. Esta reestructuración es parte del flujo normal de la producción de un juego”.

 

Fuente Vandal