Compartir
Todavía en las filas de Irrational Games, Ken Levine adelantaba en el E3 de 2011 una entrega de BioShock para PS Vita. Al anuncio le siguieron varios años de silencio que culminaron a principios de 2014 con la confirmación oficial de que “no hay novedades” por parte de 2K Games sobre la llegada de BioShock a la portátil de Sony.

Ahora en su nuevo estudio bajo el ala de Take-Two, Levine ha ofrecido durante las últimas horas en Twitter una breve historia sobre el BioShock de Vita que no pudo ser. “Respecto al juego de Vita: La última vez que lo comprobé, 2K y Sony no habían llegado a un acuerdo. Parecían mucho más optimistas sobre esto allá por 2011”.

Levine ya había señalado anteriormente en varias ocasiones que el proyecto se encuentra en manos de 2K y Sony. No obstante, el creador de BioShock ha reconocido que sigue teniendo apego a la idea: “Ojalá lo pudiera hacer yo mismo, pero los abogados y todo eso. Todavía amo a mi Vita”.

Respecto a la visión original del título nonato, Levine escribe: “Algo que pudiera funcionar bien en Vita y no ser un compromiso en ninguna manera. Además, como algunos sabéis, me encantan los sistemas basados en turnos”. En contestación a un fan, Levine añade: “Estaba pensando en algo al estilo de Final Fantasy Tactics ambientado antes de la caída de Rapture”.

En un último guiño a la portátil de Sony, el desarrollador responde así a una pregunta sobre una posible edición juego del año de BioShock Infinite para PS4: “Podría jugar a ESO en mi Vita… Ya me gustaría, pero no es mi decisión”.

Mientras tanto, Ken Levine sigue trabajando en un proyecto todavía por anunciar con su nuevo estudio. Según los primeros (y vagos) detalles, Levine está experimentado con una nueva forma de narrativa no lineal para maximizar la rejugabilidad de los títulos.

Imagen: StasisGame

Fuente: Twitter EOL