El mundo avanza a pasos agigantados y nos cuesta seguirle el paso. El plano videojueguil no se queda atrás y casi va de la mano con esos cambios. La pantalla dividida en los juegos ha quedado bastante relegada, algunas veces por falta de tiempo, otras porque ahora se juega más online, otras por falta de tecnología, otras por no saber qué quieren los gamers.

Todas estas son excusas que más de una desarrolladora ha sabido callar, como DICE y EA con Star Wars Battlefront 1 y 2, por citar un ejemplo. A pesar de los miles de comentarios que piden por modos a pantalla dividida, pareciera ser que algunas empresas no siguen dicho feedback de los gamers.

Y es justamente EA, de la mano con Hazelight Studios, quien se golpea el pecho diciendo “Los juegos cooperativos a pantalla dividida aún tienen mucho para dar”. Y nos traen un pequeño gran juego llamado “A Way Out”.

Hazelight Studios sabe de cooperación, dado que hace unos años atrás nos ha traído Brothers: a Tale of Two Sons, un juego que reunía muy bien las mecánicas de ayudarse el uno al otro, porque sino no se podía avanzar. Y así es que nos llega esta nueva IP, orientada pura y exclusivamente al cooperativo, salvo que seas hábil manejador de dos joysticks a la vez, o Goro.

Desde que se anunció en la E3 del año pasado, quedé muy hypeado con este juego, ya que soy muy fanático de juntarme con amigos y jugar en una misma consola, ayudándonos entre sí para poder pasar el juego. Por suerte he podido conseguirlo y aquí está mi review.

Leo y Vincent, los personajes de esta aventura.

Argumento

El juego trata de dos presos que los une un objetivo común, y deciden idear un plan para escaparse de la cárcel por la que se encuentran. Así, de entrada tenemos para elegir a Vincent y Leo, dos personajes diferentes, cada uno con sus habilidades pero que no pueden llevar a cabo este plan sin la ayuda del otro.

Así, Vincent es el cerebro, quien razona e intenta resolver todo sin usar la violencia. Leo es la fuerza bruta, quiere resolver todo a los bifes, y constantemente se encuentra pasando su límite de cordura.

Estos personajes se conocen en prisión, se enteran que buscan lo mismo y ahí es donde comienza una gran aventura, que nos llevará por variadas locaciones, donde la cooperación será fundamental, porque sino más de una vez morirá uno. O ambos.

No quiero decir nada más de la trama porque está muy bien contada, con varios giros que lo asemejan a una película, pero que no es nada raro teniendo en cuenta que su director es también director de películas.

Gráficos

Desde su anuncio se notaba que gráficamente el juego no era una potencia

, sino más bien un juego “indie pero con ayuda”, de los que suele verse bastante seguido. Tal es así que si bien no tiene grandes gráficos, los mismos cumplen.

Los personajes principales están detallados, así como también algunos secundarios. El entorno también está bastante bien hecho, lleno de vida con animales, gente haciendo sus cosas, vehículos, etc.

Pero lo que sobresale por sobre el resto es la iluminación, que está muy bien lograda y se nota tanto de día como de noche.

En el 90% del juego veremos la pantalla dividida, una parte para cada personaje, obviamente, y cada uno tendrá sus propias cinemáticas que nunca estorban al otro. Parecieran ser dos juegos en uno. Lo más importante acá, es que en ningún momento el juego falla al mostrar dos situaciones completamente distintas en cada sector de la pantalla, y eso es digno de aplaudir. A veces funcionará con pantalla dividida en vertical, otras en horizontal, y otras veces mostrará a un solo personaje en toda la pantalla, teniendo que esperar cada uno su turno.

Cinemática en un lado, juego del otro.

Otro tema que me pareció fantástico, es que al iniciar o finalizar una cinemática, casi no hay transición sino que corre una línea hasta el medio para simplemente comenzar a jugar.

El juego funciona a 1080p y 30fps bastante estables en PS4, donde fue jugado, aunque estas datos cambian en PS4 Pro, Xbox One y PC, obviamente. Pero por lo que hemos podido apreciar, tiene unos detalles bastante acertados, con una mezcla entre lo real pero caricaturesco, que le queda muy bien al juego.

Se nota mucho el mimo que le han puesto a su nueva obra los chicos de Hazelight, ya que pasar de un juego con una perspectiva cuasi cenital como fue Brothers, a un juego en 3ra persona no debe haber sido nada fácil, y vaya que lo han logrado.

Controles

Los controles de este juego son bastante sencillos. Con las palancas movemos al personaje y giramos la cámara, además de correr. Los gatillos nos sirven para apuntar y disparar, y el resto de los botones para interactuar con objetos y el entorno. Básicamente en casi todo momento nos aparecerá el botón que tendremos que apretar.

Jugabilidad

Como ya mencioné anteriormente, el juego pasa su mayor parte del tiempo a pantalla dividida. Si bien está catalogado como un juego de aventura y acción, parece ser una mezcla rara como en su momento lo fue The Order 1886, ya que se asemeja más a una aventura gráfica con toques de acción. Habrá momentos de disparos, de persecuciones, y otros donde habrá que usar la cabeza. Pero nunca, nunca se deja de lado la cooperación.

La cámara en todo momento será en 3ra persona, por lo que se ubicará detrás del personaje y tendremos la posibilidad de girarla 360º para poder apreciar a nuestro alrededor.

En los momentos de tiroteos la cámara se acerca al hombro del personaje para poder apuntar mejor, lo cual se ha vuelto bastante cliché en el mundo videojueguil. Pero más allá de esto, está bastante bien lograda.

Cada personaje puede hacer la suya, hablar con quien quiera, buscar cosas, ayudar gente, etc. Así, cada uno se concentra en su personaje sin tener que pensar en el otro, salvo cuando se lo requiera. Y esto le da un punto a favor.

Hay ciertas situaciones en donde tendremos QTE (Quick Time Events), tanto en forma individual como conjunta. Si las hacemos bien, podremos sortear obstáculos, pero sino, bueno, ya saben qué pasa.

La cooperación en el juego es todo. Sino, perderán más de una vez.

Habrá ciertas situaciones en las que Vincent y Leo se encontraran con dos posibles caminos, con dos ideas. Estará en los jugadores elegir una u otra. La idea más razonable siempre es la de Vincent, que busca hacer todo de manera más discreta, sin dañar a nadie. Distinta es la de Leo, que siempre querrá resolver todo de manera violenta pero efectiva. Lo bueno de esto es que ambos jugadores deberán elegir qué opción seguir y quedará una ventana abierta para volver a jugarlo luego de terminarlo, pero eligiendo la otra opción, volviendo el juego una representación virtual de los libros “Elige Tu Propia Aventura”.

Por último, pero no menos importante, hay algo que quiero resaltar y que valoro como punto positivo: EL BOLUDEO. Es inmensa la cantidad de cosas que hay para boludear en este juego, sea solo o con un amigo. Desde batear una pelota, hasta tocar el banjo, pasando por hacer equilibrio en una silla de ruedas o jugar a las pulseadas. Más de una carcajada saltará por todas estas cosas que parecen ser pequeñas, pero dan la sensación de que no te llevan de la mano para donde el juego quiere.

Uno de los ejemplos para “separarse” de la trama principal, es jugar este juego de mesa.

Sonido

El juego nos llega con voces en inglés y subtítulos en español.  Las mismas son correctas y van con la personalidad de cada personaje. Los efectos de sonido tampoco desentonan y la música cambia según estemos en una misión de sigilo, en un tiroteo o en una persecución.

Extras

  • El juego tiene 14 trofeos, incluyendo platino. Lo importante es que los que saque uno, también los sacará el otro.
  • Tiene bastante rejugabilidad en el sentido de que pueden tomarse otras decisiones y cambiar el camino durante la historia, lo cual le da otro enfoque.

Palabras finales

Los que me conocen saben que amo juntarme con amigos a jugar a los videojuegos en cooperativo. Sean a pantalla dividida o no, pero en un mismo televisor, bienvenido sea. Y este juego ha sabido superar mis expectativas, porque además de hacerme sentir muy a gusto desde que arranca, ha conseguido divertirNOS. Porque de eso se trata, que las dos personas que lo juegan se lo pasen bien, sin menospreciar a uno o sin ponerlo en segundo plano. Que AMBOS se sientan importantes en la historia. Y eso Hazelight lo ha logrado de una manera magistral.

Es de aplaudir además la política de precio reducido (unos 30 dls) y la posibilidad de que  aquél que no tenga el juego pueda jugarlo en caso de que un amigo lo invite. Estas cosas demuestran que no todo es codicia en la industria, porque la finalidad es el entretenimiento, y así estoy seguro que en algunos meses, las empresas vinculadas con A Way Out verán las respuestas de la gente, que ese riesgo que tomaron va a tener su recompensa, porque somos muchos, muchísimos quienes aún defienden el los videojuegos a pantalla dividida.