Compartir

Nuevamente de vuelta en Dark Souls III , si bien desde ya hace unas semanas me encontraba jugando el primer DLC preparándome para lo que seria este ultimo capitulo en la saga, The Ringed City. Por muy triste que parezca todo tiene un final y en este Review te contamos si estuvo a la altura de lo que se esperaba así que sin mas preámbulo vamos a ello!

¡Antes que nada un pequeño consejo! El nivel recomendado para The Ringed City es mínimo 100, pero yo recomiendo ir entre 120 y 135 como mucho igual esto es relativo a nuestra habilidad y forma de jugar pero cuanto mayor nivel tengamos mas fácil va a ser y esto sin duda es algo que puede arruinar la experiencia ofrecida por el juego.
Bueno empezando muchos se pueden preguntar ¿como ingreso a la nueva zona del DLC? para arrancar el DLC tenemos dos opciones:
-La primera opción es ir al Horno de la Primera Llama (la última zona del juego base) desde ahí vamos a encontrarnos con la hoguera que está justo al lado, la tocamos y listo estamos en el la nueva zona!
-La segunda es viajando a la capilla de la Hermana Friede (Si tenemos el DLC Ashes of Ariandel) desde ahí utilizar la nueva hoguera del fondo para viajar a la nueva zona.

Todo muy simple de esta forma no vamos a necesitar el anterior DLC para jugar a este, ya luego de tocar la hoguera nos vamos a encontrar en el monte de residuos, vamos a tener que ir bajando con mucho cuidado tratando de no morir algo que seguro nos va a pasar muy a menudo por que si tengo que definir lo que nos espera en este DLC con una frase seria “plagado de trampas” es increíble la cantidad de maneras en las que podemos morir si somos descuidados a lo largo de nuestro viaje por la ciudad anillada. Nunca morir tanto en tan pocas horas!

A lo largo de las 10 horas que me llevo completar la historia tomándome mi tiempo en explorar todos sus secretos y zonas, ya que una parte de mi no quería terminarlo. En este contenido al contrario que el anterior nos esperan varios jefes y muchas armas, armaduras, hechizos,piromancias,milagros nuevos por descubrir y hasta un nuevo juramento que si queremos obtener todas sus recompensas vamos a tener que dedicarle varias horas y debo decir que me gusto mucho este agregado.

Los enemigos que nos vamos a encontrar en nuestro viaje por la ciudad anillada si bien no nos van a dar muchos problemas en el mayor de los casos, en ocasiones se pueden volver muy molestos y lograr que pasemos un mal rato si no vamos bien equipados, siendo todos ellos bastante variados y sus diseños están muy bien logrados acorde a los diferentes entornos. Los escenarios y la ambientación por su parte me encantaron todos los detalles de los lugares que recorremos son fantásticos y como siempre ocultan secretos,enemigos que nos pueden agarrar desprevenidos y hasta algunas zonas que si no usamos bien la cabeza lo vamos a pasar mal.

¡Los escenarios son increíbles!

En cuanto a los jefes que nos esperan, parece que con cada nuevo capitulo en la saga digo lo mismo pero es increíble como se superan día a día para ofrecernos un trabajo con una calidad excelente, cada jefe que nos espera en este DLC en conjunto con su acompañamiento musical y los escenarios donde tendrá lugar la batalla son realmente EPICOS. A lo que sumándole una dificultad alta es la combinación perfecta, había olvidado ya la vez que morí tanto con un jefe en un juego y en este DLC me paso con varios pero la satisfacción al derrotarlos es simplemente inexplicable.

¡Enemigos poderosos nos esperan!

En cuanto a lo online no hay un agregado muy novedoso en esta ocasión, solo contamos con el juramento anteriormente mencionado que realmente funciona muy bien. Seguimos contando con las funciones clásicas del coop y PvP ya vistas en el juego base, un detalle que me paso el primer día fue que no podía invocar a nadie pero por fortuna se soluciono rápido.
Si el anterior DLC te dejo con ganas de mas con este sin duda vas a quedar satisfecho, es imprescindible para todos los fanaticos de los Souls y  aunque nos sigue dejando con mas preguntas que respuestas es el cierre perfecto para la saga.