Es imposible no sentir que ya jugamos a Indivisible, la principal razón de esto es que el juego originalmente se anunció para una fecha, y termino saliendo en otra muy posterior. Ademas de contar con acceso anticipado en su versión Demo para PC ni hablar de los muchos trialers, y diarios de desarrollos que se lanzaron en el camino.

¡Pero la espera finalmente termino! Indivisible ya se encuentra disponible para PlayStation 4, Xbox One, PC y Nintendo Switch, la más reciente obra del querido estudio Lab Zero Games, principales responsables de los bellos diseños del videojuego Skullgirls, que giran el timón para sorprendernos con un peculiar RPG de acción. A continuación te dejo mis impresiones.

La historia nos presenta a Ajna, una muchacha que vive junto a su padre en una aldea algo alejada de la ciudad. Ella pasó toda su infancia entrenándose con su padre para ser una guerrera, hasta que un día un extraño caballero llega al pueblo con sed de venganza. Desencadenando una serie de eventos que no quiero mencionar para evitar spoilers, pero en el momento justo ella descubre una habilidad especial que posee, de esta forma logra salvarse y emprende un viaje para derrotar al mal.  

Pese a que suena de lo más cliché, la historia es un punto que me llamo mucho la atención de este titulo en su momento, en los trailers lo pintaban de una forma y por desgracia la experiencia final fue otra. Nos encontramos ante una obra con muchos huecos argumentales, detalles que no están bien explicado y el guión es malo. Me chocó bastante este punto, ya que se presentaba como un juego en donde los personajes NPC serían de suma importancia, y siempre se hacía foco en su historia.

Una de las premisas del juego es la posibilidad de poder reclutar a ciertos personajes, ya que la habilidad de la protagonista es justamente esa. Ella puede utilizar a ciertos NPC sean enemigos o no como aliados que la ayudan en su lucha. El problema viene ligado a que no hay profundidad en los NPC, prácticamente los reclutas “por que si”, te acompañan en el viaje por el mismo motivo, los diálogos carecen de sentido y claramente están de más.


Por fortuna el gameplay levanta mucho la formula, nos encontramos ante un RPG de acción con toques de metroidvania en donde nos desplazamos por unos bellos escenarios repletos de puzzles por resolver y enemigos a los que derrotar. Si bien no es innovador, ya que recicla muchas cosas de otros juegos, las mecánicas coexisten y funcionan realmente muy bien. A medida que jugamos iremos encontrando ciertos items que sirven para poder seguir avanzando por las zonas, a su vez el titulo nos invita a explorar los lugares secretos, estos elementos de exploración están bien diseñados y funcionan a la perfección.

Los combates son muy dinámicos, la principal razón de esto es por que son en tiempo real, nosotros manejamos a un grupo de 4 personajes con los cuales podemos realizar diferentes acciones: Atacar, realizar golpes especiales, bloquear y usar objetos. Las acciones se llevan a cabo por medio de una barra de habilidad que se va recargando con el correr del combate, cada personaje cuenta con su propia barra y en conjunto hay una compartida para todo el equipo. Esta última nos va a servir para ejecutar los ataques más poderosos del juego, y también para llevar a cabo acciones especiales como revivir a un compañero muerto en batalla.


Como resultado nos dejan con batallas muy entretenidos con una buena dificultad, y un sistema de progresión realmente bueno que aporta una gran variedad al gameplay. Ni hablar de los escenarios que si bien en un principio parecen lineales, a la larga son enormes y muy detallados que esconden grandes secretos. El juego te invita a explorar su basto mundo de forma progresiva a medida que avanzamos en la historia, de esta forma aumentan significativamente las horas de contenido que nos ofrece.

En cuanto al apartado audiovisual, todo el mundo de Indivisible luce realmente muy bien. Tanto los personajes como los escenarios y las animaciones están dibujados a mano, dando como resultado una estética muy cuidada. Pero en el aspecto sonoro no se quedan atrás, cuenta con una bella OST que acompaña el gameplay de forma perfecta. Esto es por que detrás dicha OST se encuentra Hiroki Kikuta, principal responsable de la banda sonora de Secret of Mana, por lo tanto no hay mucho más que agregar.

Camino al Platino

Si vamos por el platino de Indivisible, lo primero que tenemos que hacer es completar el juego sin preocuparnos por nada más. No contamos con trofeos que se puedan perder, todos se pueden obtener una vez que completamos la campaña. La gran mayoría de ellos están relacionados a derrotar jefes, por ende vamos a tener que acabar hasta con el último de ellos.

En el camino iremos obteniendo trofeos varios relacionados al combate, la exploración y por obtener diferentes NPC que se unen a nuestro equipo. También vamos a tener que ir mejorando las diferentes habilidades, tenemos algunos trofeos relacionados a este punto de forma directa e indirecta. Esto último lo digo más que nada por que hay trofeos por realizar tal numero de combos, y causar tanto daño que son posibles una vez que nuestro personaje tiene gran nivel.

En resumen, nos encontramos ante un platino fácil con un 3/10 en dificultad que nos puede llevar alrededor de 28 horas.

Conclusión

Pese a que la historia de Indivisible es realmente muy floja, no logra eclipsar los demás puntos positivos del juego. El gameplay es una combinación de géneros que resulta muy entretenida, sus combates son sólidos y la exploración es gratificante. Básicamente mi única queja es en contra el argumento, le falta mucha profundidad al guión, y cierto puntos carecen de lógica. Pero lo saben contrarrestar con todo lo demás, te lo recomiendo en oferta.