Compartir

Los atletas profesionales han sabido hacer todas clases de cosas ilegales para conseguir una ventaja en las competencias. Esteroides, hormonas de crecimiento humano, balones en deflación, lo que sea. En la escena competitiva de Pokémon, las cosas no son diferentes. La compañía Pokémon acaba de anunciar que 7,651 personas adicionales han sido prohibidas de jugar en línea por tener perfiles con datos ilegales y alterados. Hasta donde sabemos, este nuevo dato no incluye los 5.954 entrenadores que fueron baneados en enero.

Si llegas a la cima por hacer trampa, ¿te hace realmente el mejor? No lo creo. ¡Juguemos bien!