Este año 2018 nuevamente nos trae la popular serie JRPG de Gust Studios: Atelier, que regresa con una pareja de gemelas como protagonistas distribuida por KOEI TECMO.

Es fácil perder la cuenta de los Atelier que se han lanzado, pero Atelier Lydie & Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings te lo recuerda en una de sus pantallas iniciales con la mención a Project A19. Esta entrega, la decimonovena, también cierra la subsaga Mysterious y sirve de celebración de los 20 años de la saga.

Esta entrega nos presentará a las dos gemelas aprendices de alquimia, Lydie y Suelle. Trabajando con su padre en el taller familiar para convertirlo en el mejor de la ciudad, las extrovertidas gemelas descubren por sorpresa mundos coloridos al saltar dentro de un cuadro mágico y pronto encontrarán que los misteriosos cuadros conservan en su interior pensamientos residuales de su madre fallecida.

HISTORIA

El argumento de esta entrega nos pone con dos protagonistas frente a nosotros, las mellizas Lydie y Suelle. Estas jovencitas de apenas catorce años de edad aspiran a ser alquimistas de renombre y quieren ganar la fama suficiente como para convertir su tienda en la más famosa del mundo, propósito que prometieron a su difunta madre tiempo atrás. ¿Cómo conseguirlo? ¡Aprobando exámenes, por supuesto!

Nuestro principal objetivo en ‘Atelier Lydie & Suelle’ es ese mismo. Nos enfrentamos periódicamente a las pruebas que se nos proponen desde el castillo para lograr ascender en los rangos de alquimistas, desde el G hasta el S. Tras cada uno de estos pasos tenemos que obtener la fama y reconocimiento suficientes de los habitantes de la ciudad, por lo que algunas actividades secundarias no harán daño a nuestro progreso. El ritmo viene marcado por nosotros, nos centramos en lo que queremos y avanzamos de forma pausada y tranquila.

JUGABILIDAD

En este apartado es en el que más nos debemos centrar: mejorar como alquimistas. Con suficientes materiales, ideas para recetas y algo de imaginación para colocar correctamente nuestras creaciones en un tablero lograremos crear objetos cada vez más poderosos que usamos en combate, vendemos o sencillamente entregamos para misiones secundarias. Esta experiencia puede robarnos mucho tiempo por lo divertido y experimental que resulta ser, y se deja disfrutar en gran profundidad.

Al contrario que su entrega anterior, ‘Atelier Lydie & Suelle’ rechaza el enorme mundo abierto que teníamos a nuestra disposición en el pasado. Nuestro terreno de juego se centra en la capital, por la cual caminamos con libertad para encontrarnos de vez en cuando con eventos de nuestros amigos y conocidos, aceptamos misiones secundarias y buscamos descubrir nuevos secretos. Cada zona a la que queramos jugar es un mapa pequeño en el que recoger materiales y luchar, y no hay caminos interconectados para recorrer un gran viaje. Nuestra base de operaciones se mantiene siempre la misma con lo que ello conlleva.

Al contrario de lo que pueda parecer, esto juega a favor del título en todos los aspectos. No tenemos un agobiante límite de tiempo que nos ahogue si no cumplimos con nuestro objetivo, se nos permite explorar los terrenos que ya tenemos con paciencia y podemos hacernos amigas con el entorno sin necesidad de estrés adicional. La ciudad se vuelve un terreno de juego familiar y que conecta personalmente con nuestras protagonistas, lo que nos da una mayor motivación para obtener esa fama deseada y ayudar a aquellos que se preocupan por nosotros.

Así como también debemos sumergirnos en pinturas que nos dan acceso a pequeños mundos llenos de maravillas y diseños únicos que hablan por sí mismos. De esta manera podemos justificar acceder a lugares pintorescos, como el interior de un volcán o un bosque tenebroso.

Con respecto al sistema de batalla, como siempre, es de batallas por turnos, en el que tenemos a tres parejas de personajes, unos se sitúan en la parte más activa del combate y otros pueden asistir con diversas habilidades (por ejemplo las curativas). También podrás realizar síntesis durante el combate, creando objetos que te pueden sacar de un apuro, y con parejas especiales se activan movimientos más potentes. Hay un poco de estrategia aunque sigue sin tener gran peso en la jugabilidad.

AMBIENTACION

Lo primero que destaca del juego es el apartado artístico. Una paleta de colores vivos, ya sea en la ciudad o en las localizaciones externas, hace brillar al título. El diseño de los personajes no se queda atrás, y es que están cargados de todo lujo de detalles.

La banda sonora suena bastante bien. Y es que el apartado musical es realmente notable en muchas de sus canciones, en contraposición de piezas musicales más genéricas. No obstante, en el atelier, podremos seleccionar todas las pistas y escucharlas detenidamente.

CONCLUSION

La trilogía iniciada por Sophie e Iris llega a su conclusión con la aventura de las jóvenes Lydie y Suelle, que nos vuelven a llevar a un mundo lleno de magia, monstruos y valientes aventureros en el que la Alquimia es clave para descubrir emocionantes secretos.

Atelier Lydie & Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings, es un título bastante aparente dentro de lo que cabe, ya que sin gozar de un motor gráfico de última generación la línea artística es bastante atractiva, sobre todo lo que tiene que ver con el diseño de los personajes y la variedad de los mundos que podemos visitar. Un buen acabado técnico que está acompañado por un magnífico doblaje en japonés y una banda sonora que, sin ser sobresaliente, sí que posee varias piezas bien realizadas.

Podemos recomendar Atelier Lydie & Suelle: The Alchemists and The Mysterious Paintings a los aficionados a los RPG nipones, los fans de la saga Atelier y aquellos con ganas de lanzarse a probar el género.